Recetas

Cómo hacer borscht: la receta tradicional rusa paso a paso

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso borscht con nuestra receta favorita e imbatible ¡manos a la obra!

Napsix martes, 28 de mayo de 2024 · 16:02 hs
Cómo hacer borscht: la receta tradicional rusa paso a paso
Sopa borscht: descubre el sabor único de la cocina rusa Foto: Shutterstock

El borscht, una sopa de remolacha de origen ruso, es mucho más que un plato típico de la cocina eslava; es un viaje culinario a través de las tradiciones y los sabores de Europa del Este. Esta sopa, conocida por su distintivo color carmesí y su sabor robusto, ha cautivado paladares en todo el mundo con su combinación única de ingredientes y especias. Originaria de Ucrania, el borscht se ha convertido en un elemento básico en los hogares rusos y de Europa del Este, sirviendo como fuente de confort y nutrición en los fríos meses de invierno.

El borscht tiene una historia que se remonta al menos al siglo IX en Europa del Este, donde se consumía como un plato básico en la dieta diaria de las personas. Fuente: Shutterstock

La versatilidad del borscht permite infinitas variaciones según la región y los gustos personales. Desde las versiones clásicas a base de carne hasta las opciones vegetarianas más contemporáneas, el borscht es una sopa que se adapta a todas las preferencias dietéticas. Además de su delicioso sabor, el borscht es conocido por sus propiedades nutritivas, ya que está lleno de vitaminas y minerales gracias a sus ingredientes principales, como la remolacha, las zanahorias y las papas. Con su profunda conexión con la cultura y la historia de Europa del Este, el borscht no solo es una sopa, sino un símbolo de tradición, hospitalidad y calidez. ¡Vamos a la receta!

Existen numerosas variaciones regionales del borscht, que van desde las versiones tradicionales con carne hasta las versiones más modernas y vegetarianas que incluyen ingredientes como frijoles, col blanca o champiñones. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para el borscht: 3 remolachas grandes peladas y ralladas, 2 zanahorias peladas y ralladas, 1 cebolla grande picada, 2 dientes de ajo picados,2 papas grandes peladas y cortadas en cubos, 4 tazas de caldo de verduras o agua, 2 tomates medianos picados, 2 hojas de laurel, 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana, sal y pimienta al gusto, crema agria y eneldo fresco para servir (opcional)

Para la guarnición: crema agria, eneldo fresco picado, pan de centeno o pan de masa madre para acompañar.

 

Procedimiento

  1. En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla picada y los dientes de ajo picados, y saltea hasta que estén dorados y fragantes.
  2. Agrega las remolachas ralladas y las zanahorias ralladas a la olla. Cocina por unos minutos hasta que las verduras comiencen a ablandarse.
  3. Agrega las papas cortadas en cubos a la olla y revuelve para combinar con las otras verduras.
  4. Vierte el caldo de verduras o agua en la olla y agrega las hojas de laurel. Lleva la sopa a ebullición, luego reduce el fuego y deja que hierva a fuego lento durante unos 15-20 minutos, o hasta que las verduras estén tiernas.
  5. Agrega los tomates picados a la olla y cocina por unos minutos más, hasta que los tomates se hayan deshecho un poco.
  6. Añade el vinagre de sidra de manzana a la olla y revuelve para combinar. El vinagre agregará un toque de acidez y realzará los sabores del borscht.
  7. Prueba la sopa y ajusta la sazón con sal y pimienta al gusto. Puedes agregar más vinagre si lo deseas para obtener un sabor más ácido.
  8. Retira las hojas de laurel de la sopa y desecha.
Aunque el borscht es más comúnmente conocido como una sopa de remolacha, en realidad puede ser una sopa o un guiso que incluye una variedad de vegetales y carnes, dependiendo de la receta y la región. Fuente: Shutterstock

Sirve el borscht caliente en tazones individuales. Para servir, agrega una cucharada de crema agria y un poco de eneldo fresco picado en cada tazón, si lo deseas. Acompaña el borscht con pan de centeno o pan de masa madre para una experiencia verdaderamente rusa.

Tips MDZ: El borscht es aún más sabroso al día siguiente, ya que los sabores tienen tiempo de fusionarse. Guárdalo en el refrigerador en un recipiente hermético y recálentalo antes de servir. Si prefieres una versión vegetariana del borscht, puedes omitir el caldo de carne y usar solo caldo de verduras o agua.

El borscht es un plato muy versátil y puedes adaptarlo según tus gustos. Puedes agregar otras verduras como repollo, apio o pimientos para variar. Acompaña el borscht con un vaso de vodka frío para una experiencia culinaria rusa completa. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

 

Archivado en