JARDINERÍA

Una cucharada de este ingrediente revive cualquier planta del jardín

Los expertos en jardinería hablan de la importancia de hacer un abono casero con un famoso producto que suele utilizarse en la cocina del hogar.

Napsix sábado, 25 de mayo de 2024 · 16:24 hs
Una cucharada de este ingrediente revive cualquier planta del jardín
En el hogar, encontrarás un poco de este ingrediente vital para las plantas Foto: SHUTTERSTOCK

La harina de trigo, comúnmente utilizada en la cocina, también ofrece beneficios sorprendentes en el cuidado de las plantas. Este producto, accesible y versátil, puede mejorar la salud y el crecimiento de las plantas de varias maneras. Primero, la harina de trigo actúa como un fertilizante natural, puede ayudar a controlar plagas de manera ecológica, es capaz de mejorar la estructura del suelo y puede aumentar la retención de humedad del suelo del jardín.

Según Javier, famoso jardinero que creó el canal de YouTube Huerto Adictos, “la harina es rica en nutrientes, vitamina B1, vitamina B2, vitamina A, vitamina D, además posee hierro, calcio, potasio, magnesio, zinc y hasta selenio. Esto la convierte en un abono para plantas y flores de amplio espectro”. Es por ello que, a continuación, te mostramos cómo utilizar la harina para el cuidado de las plantas.

Tan solo se necesita una cucharadita de harina de trigo si vamos a nutrir a plantas que estén ubicadas en macetas pequeñas. En este caso, lo que haremos será esparcir una cucharadita de harina de trigo por la superficie del abono. “Lo importante es que debemos aplicar la harina en la capa más fina posible. Que simplemente sea como una lluvia, un espolvoreo por encima. Es muy importante no atiborrarla de harina de trigo porque, incluso, podemos obtener el resultado contrario al que buscamos”, advirtió el jardinero.

Mira el video de jardín

Una vez que hayamos terminado de esparcir la harina sobre el sustrato, procederemos a remover bien la tierra para “que esta harina penetre un poco dentro del sustrato, pero solo de manera superficial”. De esta forma, evitamos que la harina entre en contacto con las raíces. Enseguida, regamos suavemente, sin mucha cantidad, el sustrato, o pulverizamos levemente la superficie. “Con esto es suficiente para que la harina comience a descomponerse y a entrar los nutrientes en la tierra, para que la planta ya pueda empezar a disponer de estos componentes específicos”, sostuvo el experto.

Otra forma de utilizar la harina en el jardín es como reparador de hojas. Para esto, necesitaremos colocar una cucharadita de harina en un pulverizador con unos 250 mililitros de agua. Por supuesto, hay que agitar bien para que todo se mezcle correctamente y, finalmente, pulverizamos las hojas dañadas por plagas, en horarios en los cuales el sol no llegue con intensidad.

Archivado en