Recetas

Magdalenas caseras: receta fácil y rápida

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar unas deliciosas magdalenas con nuestra receta favorita e imbatible ¡manos a la obra!

Napsix sábado, 25 de mayo de 2024 · 20:03 hs
Magdalenas caseras: receta fácil y rápida
Cómo hacer magdalenas perfectas: guía paso a paso Foto: Shutterstock

Las magdalenas son un clásico de la repostería española que ha deleitado a generaciones con su sabor suave y esponjoso. Estas pequeñas delicias, similares a los cupcakes pero con una textura más ligera y aireada, son perfectas para el desayuno, la merienda o cualquier momento del día. La simplicidad de sus ingredientes – harina, azúcar, huevos, aceite y leche – se combina con el delicado aroma de la ralladura de limón y el toque de vainilla, creando una experiencia culinaria reconfortante y nostálgica.

Se cree que las magdalenas tienen sus raíces en la región de Lorraine, en Francia, y que fueron popularizadas en España por las rutas de peregrinación del Camino de Santiago. Su nombre se atribuye a una joven llamada Magdalena que las preparaba para los peregrinos. Fuente: Shutterstock

Originarias de España, las magdalenas se han convertido en un símbolo de la cocina casera y tradicional. Se caracterizan por su copete característico, una cúpula dorada y crujiente que se forma durante el horneado gracias al reposo en frío de la masa y el uso de moldes adecuados. Es una joya por sí sola, las magdalenas son extremadamente versátiles y se pueden adaptar con diferentes sabores y rellenos, como chocolate, frutas o crema pastelera.

Hacer magdalenas en casa es un proceso sencillo y gratificante que no requiere habilidades especiales de repostería. }Siguiendo los pasos y un poco de paciencia, cualquiera puede lograr resultados espectaculares. ¡Anímate a preparar estas deliciosas magdalenas caseras y disfruta de un dulce bocado que encantará a todos! ¡Vamos a la receta!

A diferencia de los cupcakes, las magdalenas tradicionales se hornean en moldes de papel en forma de concha o en moldes redondos, lo que les da su forma característica y su copete esponjoso. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para las magdalenas: 250 g de harina de trigo, 200 g de azúcar, 1 sobre de levadura química (16 g), 4 huevos grandes a temperatura ambiente, 200 ml de aceite de oliva suave o aceite de girasol, 100 ml de leche a temperatura ambiente, 1 cucharadita de extracto de vainilla, ralladura de 1 limón, una pizca de sal.

Para el acabado: azúcar para espolvorear

 

Procedimiemto

  1. Precalienta el horno a 180°C (350°F) y coloca las cápsulas de papel en una bandeja para magdalenas.
  2. Tamiza la harina y la levadura química en un bol grande y reserva. Ralla la cáscara de un limón y reserva la ralladura.
  3. En otro bol grande, bate los huevos con el azúcar utilizando una batidora eléctrica a velocidad alta. Bate durante unos 5-7 minutos, hasta que la mezcla esté espesa, pálida y haya duplicado su volumen.
  4. Añade el extracto de vainilla y la ralladura de limón a la mezcla de huevos y azúcar. Bate nuevamente hasta que estén bien incorporados.
  5. Reduce la velocidad de la batidora a baja y, poco a poco, añade el aceite de oliva suave o de girasol en un flujo constante. Asegúrate de que el aceite se integre completamente antes de añadir más.
  6. Una vez añadido el aceite, vierte la leche poco a poco, batiendo constantemente hasta que la mezcla esté homogénea.
  7. Añade la mezcla de harina y levadura al bol de los ingredientes húmedos en varias adiciones. Mezcla suavemente con una espátula o una cuchara de madera, utilizando movimientos envolventes para evitar que se formen grumos.
  8. Añade la pizca de sal y continúa mezclando hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y la masa esté suave y sin grumos.
  9. Cubre el bol con film plástico y deja reposar la masa en la nevera durante al menos 30 minutos. Este paso es crucial para obtener magdalenas con un buen copete (la parte superior que sobresale).
  10. Una vez que la masa haya reposado, saca el bol de la nevera y remueve suavemente la masa con una espátula. Llena las cápsulas de papel hasta las tres cuartas partes de su capacidad. Esto permitirá que las magdalenas suban correctamente durante el horneado.
  11. Espolvorea un poco de azúcar sobre la superficie de cada magdalena. Este paso es opcional, pero le dará una textura crujiente y dulce a la parte superior de las magdalenas.
  12. Coloca la bandeja en el horno precalentado y hornea durante 15-20 minutos, o hasta que las magdalenas estén doradas y al insertar un palillo en el centro, este salga limpio. Si las magdalenas se doran demasiado rápido, cubre la bandeja con papel de aluminio para evitar que se quemen.
Las magdalenas se hacen con ingredientes básicos que suelen estar disponibles en cualquier cocina: harina, azúcar, huevos, aceite y leche. Este hecho las convierte en un dulce accesible y fácil de preparar. Fuente: Shutterstock

Una vez horneadas, saca las magdalenas del horno y déjalas enfriar en la bandeja durante unos 5 minutos. Transfiérelas a una rejilla para que se enfríen completamente.

Tip MDZ: puedes agregar diferentes sabores a tus magdalenas, como esencia de almendra, ralladura de naranja o incluso pequeños trozos de chocolate. Guarda las magdalenas en un recipiente hermético a temperatura ambiente. Se mantendrán frescas durante 2-3 días. También puedes congelarlas durante hasta un mes. Descongélalas a temperatura ambiente antes de servir.

Para una presentación más festiva, puedes decorar las magdalenas con glaseado, chispas de chocolate o frutas frescas. Las magdalenas son perfectas para el desayuno, la merienda o cualquier momento del día. Obtendrás magdalenas esponjosas y deliciosas que encantarán a todos. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en