Recetas

Pain au chocolat Caseros: preparación sencilla para un postre exquisito

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso pain au chocolat con nuestra receta favorita e imbatible ¡manos a la obra!

Napsix jueves, 23 de mayo de 2024 · 22:03 hs
Pain au chocolat Caseros: preparación sencilla para un postre exquisito
Pain au chocolat: la receta definitiva para un desayuno de lujo en casa Foto: Shutterstock

El pain au chocolat, un clásico de la repostería francesa, es una delicia irresistible que combina la suavidad de una masa hojaldrada con el irresistible sabor del chocolate. Este exquisito pastelillo, también conocido como "chocolatine" en algunas regiones de Francia, es apreciado en todo el mundo por su textura ligera y su relleno decadente. Originario de Francia, el pain au chocolat se ha convertido en un símbolo de la cocina francesa y una tentación para los amantes del chocolate en todas partes.

Aunque se asocia comúnmente con la repostería francesa, el origen exacto del pain au chocolat es motivo de debate. Algunos afirman que su origen se remonta a Viena, Austria, mientras que otros sugieren que fue en Francia donde adquirió su forma y nombre modernos. Fuente: Shutterstock

Te guisremos a través del proceso de hacer estos deliciosos pasteles desde cero, permitiéndote disfrutar de la auténtica experiencia de la panadería francesa en la comodidad de tu hogar. Desde la preparación de la masa hojaldrada hasta el relleno con generosas porciones de chocolate, te llevaremos paso a paso para asegurarnos de que tus pain au chocolat sean perfectos en cada detalle.

Ya sea que los disfrutes con taza de café,  o un delicioso tentempié, los pain au chocolat caseros son una verdadera delicia que deleitará a todos los que tengan el placer de probarlos. ¡Prepárate para enamorarte de esta exquisitez francesa! ¡Vamos a la receta!

Aunque el pain au chocolat clásico está relleno de chocolate, también hay variaciones que incluyen otros rellenos, como almendra, crema de avellanas o incluso frutas. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para la masa: 500 g de harina de fuerza, 60 g de azúcar, 10 g de sal, 10 g de levadura fresca (o 4 g de levadura seca), 300 ml de leche fría, 40 g de mantequilla derretida.

Para el laminado:250 g de mantequilla fría (preferiblemente de buena calidad).

Para el relleno: 200 g de chocolate negro para repostería, 1 huevo batido para el glaseado.

 

Procedimiento

Prepara la masa

  1. En un bol grande, mezcla la harina, el azúcar y la sal.
  2. Disuelve la levadura fresca en la leche fría. Si usas levadura seca, añádela directamente a la mezcla de harina.
  3. Agrega la leche con levadura y la mantequilla derretida a la mezcla de harina.
  4. Amasa la mezcla durante unos 10 minutos hasta obtener una masa suave y elástica. Si la masa está demasiado pegajosa, añade un poco más de harina, pero con cuidado de no agregar demasiada.

Primera fermentación

  1. Forma una bola con la masa y colócala en un bol ligeramente engrasado.
  2. Cubre el bol con un paño húmedo o film plástico y deja que la masa repose en un lugar fresco durante al menos 2 horas, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Prepara el laminado

  1. Mientras la masa fermenta, prepara la mantequilla para el laminado. Coloca la mantequilla fría entre dos hojas de papel de horno.
  2. Usa un rodillo para golpear y extender la mantequilla hasta formar un rectángulo de aproximadamente 20 x 15 cm. Asegúrate de que la mantequilla tenga una consistencia homogénea y uniforme.
  3. Coloca la mantequilla a enfriar en el refrigerador hasta que esté firme pero flexible, unos 20 minutos.

Laminado de la masa

  1. Una vez que la masa haya fermentado, desgasifícala suavemente y extiéndela sobre una superficie ligeramente enharinada hasta formar un rectángulo de aproximadamente 60 x 20 cm.
  2. Coloca el rectángulo de mantequilla en el centro de la masa, dejando espacio en los bordes.
  3. Dobla los extremos de la masa sobre la mantequilla, como si estuvieras envolviendo un paquete.
  4. Gira la masa 90 grados y estírala nuevamente en un rectángulo de aproximadamente 60 x 20 cm.
  5. Realiza una "doble vuelta" doblando un tercio de la masa hacia el centro y luego el otro tercio sobre este. Esto es un pliegue simple.
  6. Envuelve la masa en film plástico y déjala reposar en el refrigerador durante 30 minutos.
  7. Repite el proceso de estirado y pliegue dos veces más, siempre enfriando la masa durante 30 minutos entre cada pliegue. Esto crea las capas laminadas características de los pain au chocolat.
  8. Después del último pliegue, estira la masa hasta formar un rectángulo de aproximadamente 60 x 30 cm. Corta la masa en rectángulos de aproximadamente 12 x 6 cm y coloca una barra de chocolate en un extremo de cada rectángulo y enrolla la masa sobre ella, asegurándote de sellar bien los bordes.
  9. Coloca los pain au chocolat en una bandeja de horno forrada con papel de horno, con el cierre hacia abajo. Deja que los pain au chocolat fermenten a temperatura ambiente durante 1-2 horas, o hasta que hayan duplicado su tamaño.
  10. Precalienta el horno a 200°C. Pincela suavemente los pain au chocolat con huevo batido.
  11. Hornea los pain au chocolat en la parte media del horno durante 15-20 minutos, o hasta que estén dorados y crujientes.
Un elemento básico en Francia, el pain au chocolat se ha convertido en un producto internacionalmente reconocido. Se puede encontrar en panaderías y cafeterías de todo el mundo, adaptado a los gustos locales pero manteniendo su esencia hojaldrada y su relleno de chocolate. Funte: Shutterstock

Deja que los pain au chocolat se enfríen sobre una rejilla antes de servir. ¡Saborea tus pain au chocolat caseros, recién horneados y rellenos de chocolate derretido! ¡Ya disftrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en