Recetas

Empanadas gallegas de pescado: sabor tradicional

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar una deliciosa empanada gallega con nuestra receta favorita e imbatible

Napsix jueves, 23 de mayo de 2024 · 18:02 hs
Empanadas gallegas de pescado: sabor tradicional
Empanadas gallegas de pescado: sabor tradicional Foto: Shutterstock

Las empanadas gallegas son una joya culinaria de Galicia, una región en el noroeste de España conocida por su rica tradición gastronómica. Este plato, que data de siglos atrás, es famoso por su masa crujiente y su relleno sabroso, típicamente elaborado con ingredientes frescos y locales. Aunque existen muchas variantes, la empanada gallega más clásica suele estar rellena de atún o bonito, acompañado de un sofrito de cebolla, pimientos y tomate, que le da un sabor inconfundible.

Las empanadas gallegas tienen una larga historia que se remonta a la Edad Media. Eran un alimento práctico para los peregrinos del Camino de Santiago, ya que eran fáciles de transportar y conservar. Fuente: Shutterstock

La preparación de la empanada gallega es un ritual que combina técnicas tradicionales con ingredientes sencillos pero de alta calidad. La masa, hecha con harina, agua, aceite de oliva y levadura, es el lienzo perfecto para el relleno jugoso y bien condimentado. Este plato es versátil y puede adaptarse a diferentes gustos, permitiendo usar otros rellenos como carne, mariscos o verduras, según las preferencias y la disponibilidad de ingredientes.

Perfectas para cualquier ocasión, las empanadas gallegas son ideales para compartir en reuniones familiares, picnics o como una comida completa. Su sabor auténtico y su textura crujiente las convierten en una opción irresistiblemente deliciosa, capaz de transportar a cualquier comensal directamente a las costas gallegas con cada bocado. ¡Vamos a la receta!

La empanada gallega es tan representativa de la cultura gallega que aparece en el escudo de la ciudad de Ferrol, una muestra de su importancia histórica y cultural en la región. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para la masa: 500 g de harina de trigo, 200 ml de agua tibia, 100 ml de aceite de oliva virgen extra, 25 g de levadura fresca o 7 g de levadura seca, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de azúcar,1 huevo (para pintar la masa).

Para el relleno: 400 g de atún en conserva (en aceite de oliva, escurrido), 2 cebollas grandes, picadas finamente, 1 pimiento rojo picado en cubitos, 1 pimiento verde picado en cubitos, 3 tomates maduros pelados y picados (o 400 g de tomate triturado), 3 dientes de ajo picados, 1 cucharadita de pimentón dulce, 100 ml de aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta al gusto, aceitunas verdes (opcional, cortadas en rodajas).

 

Procedimiento

Prepara la masa

  1. En un tazón pequeño, disuelve la levadura y el azúcar en el agua tibia. Deja reposar durante 10 minutos, hasta que la mezcla esté espumosa.
  2. En un tazón grande, mezcla la harina y la sal.
  3. Añade la mezcla de levadura activada y el aceite de oliva a los ingredientes secos. Mezcla bien hasta formar una masa suave y homogénea.
  4. Transfiere la masa a una superficie ligeramente enharinada y amasa durante unos 10 minutos, hasta que la masa esté elástica y suave.
  5. Coloca la masa en un tazón ligeramente engrasado, cúbrela con un paño húmedo y déjala reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Prepara el relleno

  1. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Agrega las cebollas picadas y cocina hasta que estén transparentes, unos 5 minutos.
  2. Añade los pimientos rojo y verde, y cocina por otros 5 minutos hasta que estén tiernos.
  3. Añade el ajo picado y cocina por 1 minuto más. Luego, incorpora los tomates pelados y picados (o el tomate triturado) y cocina a fuego lento durante unos 15 minutos, hasta que la mezcla esté bien cocida y espesa.
  4. Agrega el atún escurrido a la mezcla de verduras y tomate, y mezcla bien.
  5. Añade el pimentón dulce y sazona con sal y pimienta al gusto.
  6. Si lo deseas, añade las aceitunas verdes cortadas en rodajas.
  7. Cocina a fuego lento durante unos 5 minutos más para que los sabores se integren bien. Luego, retira del fuego y deja enfriar.
  8. Precalienta el horno a 200°C (390°F).
  9. Divide la masa en dos partes iguales. Estira una de las partes en una superficie ligeramente enharinada, formando un rectángulo o círculo del tamaño de tu bandeja para hornear.

Arma la empanada

  1. Coloca la masa estirada sobre una bandeja para hornear ligeramente engrasada o cubierta con papel pergamino.
  2. Distribuye el relleno de manera uniforme sobre la masa, dejando un borde de aproximadamente 2 cm.
  3. Estira la segunda parte de la masa y colócala sobre el relleno. Sella los bordes presionando con un tenedor o haciendo un repulgue con los dedos.
  4. Bate el huevo y pinta la superficie de la empanada con el huevo batido para que quede dorada y brillante.
  5. Haz un pequeño agujero en el centro de la empanada para que escape el vapor durante la cocción.
  6. Hornea en el horno precalentado durante 30-35 minutos, o hasta que la empanada esté dorada y crujiente.
En Galicia, se dice que para ser considerado un buen cocinero es necesario saber hacer una buena empanada. Este plato es un testimonio de las habilidades culinarias tradicionales y la capacidad de equilibrar sabores y texturas. Fuente: Shutterstock


Deja enfriar la empanada durante unos minutos antes de cortarla y servirla.

Tip MDZ: puedes variar el relleno de la empanada gallega según tus preferencias, utilizando pollo, mariscos o verduras. La empanada gallega se puede conservar en el refrigerador por varios días y también es ideal para llevar a picnics o almuerzos fuera de casa.

Esta empanada se puede saborear tanto caliente como a temperatura ambiente, y es perfecta para compartir en reuniones familiares o eventos especiales. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

 

Archivado en