Jardinería

Crea un abono casero que es oro para tus plantas con un puñado de este elemento

Con clavos oxidados puedes crear un potente fertilizante lleno de hierro ideal para tu jardín.

Napsix jueves, 23 de mayo de 2024 · 14:03 hs
Crea un abono casero que es oro para tus plantas con un puñado de este elemento
Si las hojas de tus plantas lucen amarillas probablemente sea por deficiencia de hierro y otros nutrientes Foto: Shutterstock

Existen varios motivos por los cuáles las hojas de las plantas y árboles del jardín comienzan a ponerse amarillas. En muchas ocasiones, vamos a encontrar la razón en la falta de nutrientes. Como los humanos, las plantas necesitan de ciertas propiedades para poder desarrollarse y crecer. Tales como el magnesio, nitrógeno o hierro.

El hierro, tanto en las plantas como en los humanos, es un mineral necesario, especialmente si tienes árboles cítricos. Es por eso, que los expertos en jardinería recomiendan preparar este abono casero para ayudar a las plantas a producir clorofila y por lo tanto, realizar la fotosíntesis.

Los clavos oxidados pueden brindarle hierro que tus plantas necesitan para desarrollarse. Foto: Shutterstock

Abono casero con clavos oxidados para tus plantas

Para elaborar este abono casero sólo necesitas dos elementos. Como es un fertilizante que usaremos para regar, lo básico será el agua, y en segundo lugar, elementos de hierro como  clavos, alambre, tuercas y similares. Principalmente, buscaremos en esto, que puedan oxidarse o que ya estén oxidados.

Como dijimos anteriormente, esto es especial para árboles cítricos que son los que más tienen deficiencia de hierro y esto les ocasiona problemas en el desarrollo de los frutos. Pero también podemos utilizarlo en todas las plantas del jardín en las que veamos hojas amarillas y debilitadas.

Diluye el abono en agua para su aplicación. Foto: Shutterstock

Para la preparación, coloca los objetos de hierro en un recipiente destapado y cúbrelos totalmente con agua y agita bien.  Finalmente, deja reposar al menos una semana. Es necesario que todos los días lo agites un poco para oxígenar la mezcla. Por último, este abono casero quedará súper concentrado, por lo que es necesario que para su uso diluyas media taza del fertilizante en 2 litros de agua para aplicar.

Archivado en