Recetas

Cómo preparar pollo a la cazuela con papas y zanahorias

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso pollo a la cazuela con papas y zanahorias con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix miércoles, 22 de mayo de 2024 · 19:02 hs
Cómo preparar pollo a la cazuela con papas y zanahorias
Delicioso pollo a la cazuela con papas y zanahorias Foto: Shutterstock

El pollo a la cazuela con papas y zanahorias es un plato tradicional que trae consigo los sabores reconfortantes y cálidos de la cocina casera. Este guiso, cocinado a fuego lento, es una delicia culinaria que combina la ternura del pollo con la suavidad de las papas y la dulzura de las zanahorias, todo ello envuelto en una rica y aromática salsa de tomate. Ideal para cualquier ocasión, este plato es perfecto para una cena familiar o para recibir a amigos con una comida casera y sustanciosa.

El pollo a la cazuela con papas y zanahorias es un plato que tiene sus raíces en la cocina casera y tradicional de muchas culturas alrededor del mundo, siendo una opción popular en hogares de diversas regiones. Fuente: Shutterstock

La preparación de este plato es sencilla, pero el resultado final es impresionante. El secreto está en dorar bien el pollo y dejar que se cocine lentamente con las verduras, permitiendo que los sabores se mezclen y se intensifiquen. Con ingredientes básicos y un proceso de cocción sin complicaciones, el pollo a la cazuela con papas y zanahorias es accesible para cocineros de todos los niveles.

Este plato no solo es delicioso, sino también nutritivo. Las zanahorias y papas aportan vitaminas y minerales esenciales, mientras que el pollo es una excelente fuente de proteínas. Si buscas combinar sabor, nutrición y comodidad, el pollo a la cazuela con papas y zanahorias es una opción infalible. ¡Vamos a la receta!

Aunque la receta básica incluye pollo, papas y zanahorias, este plato se presta para la creatividad culinaria, permitiendo la adición de otras verduras como guisantes, apio o incluso calabaza, según las preferencias del cocinero. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

1 pollo entero cortado en piezas (alrededor de 1.5 kg) o 8 muslos de pollo, sal y pimienta al gusto, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cebolla grande picada, 3 dientes de ajo picados, 2 zanahorias grandes peladas y cortadas en rodajas, 4 papas medianas peladas y cortadas en cubos, 1 pimiento rojo cortado en tiras, 1 pimiento verde cortado en tiras, 1 lata (400 g) de tomates triturados, 1 taza de caldo de pollo, 1/2 taza de vino blanco seco, 1 cucharadita de tomillo seco, 1 cucharadita de orégano seco, 1 hoja de laurel, 1/4 taza de perejil fresco picado.

 

Procedimiento

  1. Sazona las piezas de pollo con sal y pimienta al gusto.
  2. En una cazuela grande o sartén profunda, calienta el aceite de oliva a fuego medio-alto y añade las piezas de pollo y dóralas por todos los lados hasta que estén bien doradas. Esto debería tomar unos 5-7 minutos por lado.
  3. Retira el pollo de la cazuela y resérvalo en un plato.
  4. En la misma cazuela, añade la cebolla picada y sofríe hasta que esté suave y translúcida, unos 5 minutos. Añade el ajo picado y cocina por 1-2 minutos más, hasta que esté fragante e incorpora las zanahorias en rodajas, las papas en cubos y los pimientos en tiras. Cocina por unos 5 minutos, removiendo ocasionalmente.
  5. Añade los tomates triturados, el caldo de pollo y el vino blanco a la cazuela. Remueve bien para combinar todos los ingredientes.
  6. Agrega el tomillo seco, el orégano seco y la hoja de laurel. Sazona con sal y pimienta al gusto.
  7. Vuelve a colocar las piezas de pollo en la cazuela, sumergiéndolas en la mezcla de tomate y verduras.
  8. Reduce el fuego a bajo, tapa la cazuela y deja que el pollo y las verduras se cocinen a fuego lento durante 45-60 minutos, o hasta que el pollo esté tierno y cocido por completo y las papas y zanahorias estén suaves.
Este plato es apreciado por su capacidad para reunir a la familia alrededor de la mesa, proporcionando una comida sustanciosa y nutritiva que es fácil de disfrutar y compartir en compañía de seres queridos. Fuente: Shutterstock

Una vez que el pollo y las verduras estén cocidos, retira la hoja de laurel. Espolvorea el perejil fresco picado sobre el pollo y las verduras antes de servir. Ajusta el sazón si es necesario, añadiendo más sal y pimienta al gusto.

Sirve el pollo a la cazuela con papas y zanahorias caliente, directamente de la cazuela. Puedes acompañar este plato con una ensalada verde fresca o pan crujiente para completar la comida.

Este plato también se puede preparar con antelación y recalentar antes de servir, lo que lo hace ideal para comidas familiares o cenas con invitados.

Tip MDZ: Si prefieres una salsa más espesa, puedes retirar las piezas de pollo y las verduras una vez cocidas y reducir la salsa a fuego medio-alto hasta que alcance la consistencia deseada y para un toque extra de sabor, añade una pizca de pimentón dulce o ahumado junto con las especias secas.

Este plato se adapta bien a diferentes tipos de verduras, así que siéntete libre de añadir otras como guisantes, judías verdes o champiñones según tus preferencias.

El pollo a la cazuela con papas y zanahorias es un plato clásico que nunca pasa de moda. Su preparación sencilla y su sabor reconfortante lo hacen ideal para cualquier ocasión, desde cenas familiares hasta comidas especiales con amigos. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en