Recetas

Cómo preparar pollo relleno de espinacas y queso feta en casa

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso pollo relleno de espinacas y queso feta con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix martes, 21 de mayo de 2024 · 16:01 hs
Cómo preparar pollo relleno de espinacas y queso feta en casa
Receta saludable de pollo relleno de espinacas y queso feta Foto: Shutterstock

El pollo relleno de espinacas y queso feta es una receta que combina sofisticación y sencillez, ofreciendo una explosión de sabores en cada bocado. Este plato destaca por su equilibrio perfecto entre la jugosidad del pollo y el relleno cremoso y nutritivo, hecho con espinacas frescas y queso feta desmenuzado. Ideal para una cena especial, el pollo relleno de espinacas y queso feta no solo es delicioso, sino también visualmente impresionante, haciendo que cualquier comida se sienta como una ocasión elegante.

El pollo relleno de espinacas y queso feta tiene influencias claras de la cocina mediterránea, especialmente griega. El queso feta, un ingrediente esencial en esta receta, es un queso tradicional griego elaborado con leche de oveja y cabra, conocido por su sabor salado y textura firme. Fuente: Shutterstock

La preparación es más sencilla de lo que parece, lo que la convierte en una excelente opción tanto para cocineros experimentados como para principiantes que desean sorprender a sus invitados. La combinación de espinacas, queso feta y especias crea un relleno sabroso y lleno de nutrientes, mientras que la salsa cremosa que lo acompaña añade un toque de lujo y profundidad de sabor.

Perfecto para acompañar con una ensalada fresca, arroz o vegetales asados, el pollo relleno de espinacas y queso feta se convertirá rápidamente en un favorito en tu hogar. Disfruta de una comida saludable, sabrosa y digna de un restaurante, todo desde la comodidad de tu cocina. ¡Vamos a la receta!

Este plato no solo es delicioso, sino también nutritivo. Las espinacas son una excelente fuente de vitaminas A, C y K, así como de hierro y calcio. El queso feta añade proteínas y calcio adicionales, mientras que el pollo proporciona una buena cantidad de proteínas magras. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para el pollo: 4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel, sal y pimienta al gusto, 2 cucharadas de aceite de oliva.

Para el relleno: 450 g de espinacas frescas (o 300 g de espinacas congeladas, descongeladas y escurridas), 200 g de queso feta desmenuzado, 1/2 taza de queso crema, 1/4 taza de queso parmesano rallado, 2 dientes de ajo picados, 1/4 cucharadita de nuez moscada molida, 1 cucharadita de orégano seco, 1 cucharadita de albahaca seca, sal y pimienta al gusto.

Procedimiento

Prepara el relleno:

  1. Si usas espinacas frescas, cocina las espinacas en una sartén grande a fuego medio hasta que se marchiten. Escurre el exceso de líquido y pica finamente.
  2. Si usas espinacas congeladas, asegúrate de descongelarlas completamente y escurrir cualquier exceso de líquido.
  3. En un bol grande, mezcla las espinacas picadas, el queso feta desmenuzado, el queso crema, el queso parmesano rallado, el ajo picado, la nuez moscada, el orégano seco y la albahaca seca. Sazona con sal y pimienta al gusto.
  4. Mezcla bien hasta que todos los ingredientes estén completamente incorporados.

Prepara el pollo:

  1. Precalienta el horno a 180°C (350°F).
  2. Con un cuchillo afilado, haz un corte horizontal en cada pechuga de pollo para crear un bolsillo. Ten cuidado de no cortar completamente a través del pollo.
  3. Sazona el interior y el exterior de las pechugas de pollo con sal y pimienta.
  4. Rellena cada pechuga con la mezcla de espinacas y queso feta, presionando el relleno firmemente para que quede bien compacto.
  5. Calienta el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio-alto.
  6. Añade las pechugas de pollo rellenas a la sartén y dóralas durante unos 3-4 minutos por cada lado, hasta que estén doradas.
  7. Transfiere las pechugas de pollo a una fuente para hornear y cubre con papel aluminio.
  8. Hornea en el horno precalentado durante 20-25 minutos, o hasta que el pollo esté completamente cocido.
A pesar de su apariencia sofisticada, el pollo relleno de espinacas y queso feta es relativamente fácil de preparar. El proceso básico implica abrir un bolsillo en las pechugas de pollo, rellenarlas y luego hornearlas, lo que lo convierte en un plato adecuado tanto para cenas familiares como para ocasiones especiales. Fuente; Shutterstock

 

Retira las pechugas de pollo del horno y deja reposar durante unos minutos antes de cortar. Acompaña con una ensalada fresca, arroz o vegetales asados para una comida completa.

Este pollo relleno de espinacas y queso feta no solo es delicioso, sino también una forma elegante de disfrutar de una comida nutritiva. Con su combinación de sabores y su presentación impresionante, este plato se convertirá en un favorito en tu hogar. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en