Recetas

Cómo preparar rollos de espinaca y queso en casa

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar unos deliciosos rollos de espinaca con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix lunes, 20 de mayo de 2024 · 22:04 hs
Cómo preparar rollos de espinaca y queso en casa
Rollos de espinaca fáciles y rápidos: ideal para principiantes Foto: Shutterstock

¡Bienvenido al delicioso mundo de la bollería con un toque saludable! Los rollos de espinaca son una opción exquisita que combina la esponjosidad de la masa con el sabor fresco y nutritivo de las espinacas. En esta introducción, te invitamos a descubrir una receta única que cautivará tus sentidos y deleitará tu paladar.

Los rollos de espinaca no solo son deliciosos, sino que también son una excelente fuente de nutrientes. Las espinacas están cargadas de vitaminas y minerales, como hierro, calcio y vitamina K, que son esenciales para la salud ósea y la función celular. Fuente: Shutterstock

Imagina un rollo de masa suave y esponjosa, relleno de una mezcla cremosa de espinacas frescas, queso ricotta y una pizca de ajo aromático. Cada bocado es una explosión de sabores, desde la dulzura de la masa recién horneada hasta el ligero toque salado del queso y la frescura de las espinacas.

Estos rollos de espinaca no solo son una delicia para el gusto, sino también una opción nutritiva para cualquier momento del día. Ya sea como parte de un desayuno reconfortante, un aperitivo elegante o una merienda satisfactoria, estos rollos son versátiles y fáciles de preparar en la comodidad de tu hogar. ¡Vamos a la receta!

La combinación de espinacas y queso en los rollos de espinaca tiene sus raíces en la cocina mediterránea. Esta región es conocida por su uso creativo de verduras frescas y quesos aromáticos en platos tradicionales, lo que añade un toque de frescura y sabor a la bollería. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para la masa: 500 g de harina de trigo, 10 g de sal, 50 g de azúcar,10 g de levadura seca, 250 ml de leche tibia, 2 huevos grandes, 100 g de mantequilla derretida.

Para el relleno: 300 g de espinacas frescas, 200 g de queso ricotta, 100 g de queso feta desmenuzado, 50 g de queso parmesano rallado, 1 diente de ajo picado, 1 huevo batido (para pincelar), sal y pimienta al gusto, aceite de oliva para saltear.

Procedimieto

Prepara la masa:

  1. En un bol grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar.
  2. Disuelve la levadura seca en la leche tibia y deja reposar durante 5 minutos hasta que esté espumosa.
  3. Haz un hueco en el centro de la mezcla de harina y agrega los huevos, la mantequilla derretida y la leche con levadura.
  4. Mezcla los ingredientes con una cuchara de madera hasta que la masa comience a formarse.
  5. Amasa la mezcla en una superficie ligeramente enharinada durante 10 minutos hasta obtener una masa suave y elástica.
  6. Coloca la masa en un bol ligeramente engrasado, cúbrela con un paño húmedo y deja reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Prepara el relleno:

  1. Mientras la masa reposa, prepara el relleno. Lava bien las espinacas y sécalas.
  2. Calienta una sartén grande con un poco de aceite de oliva a fuego medio. Añade el ajo picado y saltea hasta que esté fragante.
  3. Agrega las espinacas y saltea hasta que estén marchitas. Escurre bien cualquier exceso de líquido y pica finamente.
  4. En un bol grande, mezcla las espinacas picadas con el queso ricotta, queso feta y queso parmesano. Sazona con sal y pimienta al gusto. Mezcla bien hasta obtener un relleno homogéneo.
  5. Precalienta el horno a 180°C (350°F) y forra una bandeja de horno con papel vegetal.
  6. Una vez que la masa haya subido, colócala en una superficie ligeramente enharinada y estírala en forma de rectángulo grande, aproximadamente de 1 cm de grosor.
  7. Extiende el relleno de espinaca y queso uniformemente sobre la masa, dejando un borde de unos 2 cm sin relleno en uno de los lados largos.
  8. Comienza a enrollar la masa desde el lado largo cubierto con relleno, apretando bien para que quede compacto. Humedece el borde sin relleno con un poco de agua y presiona para sellar el rollo.
  9. Pincela los rollos con el huevo batido para darles un acabado dorado y brillante.
  10. Hornea en el horno precalentado durante 20-25 minutos, o hasta que estén doradas y cocidas.
Los rollos de espinaca son versátiles y pueden servirse como aperitivo, entrante o incluso como plato principal ligero. Son una opción popular para brunches, picnics o reuniones familiares, ya que son fáciles de comer y se pueden disfrutar tanto calientes como fríos. Fuente: Shutterstock

Deja enfriar los rollos de espinaca durante unos minutos antes de servir. Sirve los rollos calientes o a temperatura ambiente, acompañados de una ensalada fresca o como parte de un brunch.

Tip MDZ: Puedes añadir hierbas frescas como albahaca o perejil al relleno para un sabor extra. Si prefieres un toque de nueces, añade piñones tostados al relleno.

El rollo de espinaca y queso es una opción deliciosa y nutritiva que combina la suavidad de la masa de bollería con un relleno cremoso y sabroso. Perfecto para cualquier ocasión, desde un desayuno especial hasta un aperitivo elegante, estos rollos son fáciles de hacer y seguramente serán un éxito entre tus invitados. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en