Recetas

Receta clásica de mille-feuille: el exquisito postre francés paso a paso

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso mille-feuille con nuestra receta favorita e imbatible ¡a cocinar!

Napsix domingo, 19 de mayo de 2024 · 22:04 hs
Receta clásica de mille-feuille: el exquisito postre francés paso a paso
Receta rápida de mille-feuille: cómo disfrutar de este clásico en tu hogar Foto: Shutterstock

El mille-feuille, también conocido como milhojas en español, es un elegante y exquisito postre que ha cautivado los paladares de todo el mundo con su combinación de capas de hojaldre crujiente y suave  crema pastelera. Originario de Francia, este clásico de la pastelería se ha convertido en un símbolo de refinamiento y sofisticación en la cocina dulce.

Aunque hoy es considerado un postre popular, el mille-feuille tiene sus raíces en la cocina de la aristocracia francesa del siglo XVII. Originalmente, se servía como un pastel lujoso en banquetes y eventos de la alta sociedad. Fuente: Shutterstock

El nombre "mille-feuille" se traduce literalmente como "mil hojas", haciendo referencia a las múltiples capas de masa de hojaldre que componen este postre. Entre estas capas se intercala una generosa porción de crema pastelera, que añade una textura cremosa y un sabor delicado a cada bocado.

Este postre no solo es una delicia para el paladar, sino también un espectáculo visual con sus capas perfectamente apiladas y su acabado espolvoreado con azúcar glass. A menudo, se decora con frutas frescas o chocolate rallado para añadir un toque de color y sabor adicional. Es un verdadero clásico de la repostería francesa que se disfruta en ocasiones especiales, celebraciones y eventos elegantes. Su elegancia atemporal y su sabor deliciosamente indulgente lo convierten en un favorito tanto para los amantes de la pastelería como para aquellos que buscan un postre verdaderamente memorable. ¡Vamos a la receta!

Antes conocido como "gâteau de mille-feuilles" (pastel de mil hojas), el nombre se abrevió eventualmente a "mille-feuille". Esta simplificación refleja la esencia del postre, que consiste en múltiples capas de hojaldre. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para la masa de hojaldre: 1 lámina de masa de hojaldre (aproximadamente 375 gramos) descongelada si es congelada, harina para espolvorear.

Para la crema pastelera: 500 ml de leche entera, 6 yemas de huevo, 100 gramos de azúcar, 40 gramos de almidón de maíz, 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para la decoración: azúcar glass para espolvorear.

Opcional: frutas frescas (fresas, frambuesas, arándanos) o chocolate rallado

 

Procedimiento

  1. Precalienta el horno a 200°C (390°F) y forra una bandeja para hornear con papel pergamino.
  2. Espolvorea ligeramente harina sobre una superficie de trabajo limpia y desenrolla la lámina de masa de hojaldre. Si es necesario, extiende ligeramente la masa con un rodillo para formar un rectángulo uniforme.
  3. Con un cuchillo afilado, corta la masa de hojaldre en tres rectángulos iguales. Coloca los rectángulos en la bandeja para hornear preparada, dejando espacio entre ellos.
  4. Con un tenedor, pincha la masa varias veces en la parte superior para evitar que se hinche demasiado durante el horneado.
  5. Hornea en el horno precalentado durante 15-20 minutos o hasta que estén dorados y crujientes. Retira del horno y deja enfriar completamente.

Prepara la crema pastelera

  1. En una cacerola mediana, calienta la leche a fuego medio hasta que esté caliente pero no hirviendo. Retira del fuego y reserva.
  2. En un tazón grande, bate las yemas de huevo con el azúcar hasta que estén espumosas y de color claro.
  3. Agrega el almidón de maíz tamizado al bol con las yemas de huevo y azúcar, y mezcla hasta que esté bien combinada y sin grumos.
  4. Vierte lentamente la leche caliente sobre la mezcla de yemas de huevo, batiendo constantemente para evitar que las yemas se cocinen.
  5. Transfiere la mezcla de vuelta a la cacerola y colócala nuevamente a fuego medio. Cocina, revolviendo constantemente, hasta que la mezcla espese y alcance la consistencia de una crema suave.
  6. Retira la crema pastelera del fuego y agrega el extracto de vainilla, mezclando bien. Transfiere la crema a un tazón y cubre con film transparente tocando la superficie para evitar que se forme una costra. Deja enfriar completamente en el refrigerador.
  7. Una vez que la masa de hojaldre y la crema pastelera estén completamente frías, procede a montar el mille-feuille.
  8. Coloca un rectángulo de masa de hojaldre en un plato de servir. Cubre generosamente con una capa de crema pastelera.
  9. Coloca otro rectángulo de masa de hojaldre sobre la crema pastelera y presiona suavemente para que se adhiera. Cubre el segundo rectángulo de hojaldre con otra capa de crema pastelera y repite este proceso con el tercer rectángulo de hojaldre y otra capa de crema pastelera.
  10. Cubre el mille-feuille con el rectángulo restante de masa de hojaldre y espolvorea generosamente con azúcar glass.
La preparación del mille-feuille puede ser un desafío incluso para pasteleros experimentados debido a la delicadeza del hojaldre y la necesidad de una crema pastelera perfectamente equilibrada. Sin embargo, el resultado final es siempre digno de los esfuerzos invertidos. Shutterstock

Si lo deseas, decora el mille-feuille con frutas frescas, como fresas, frambuesas o arándanos, o con chocolate rallado. Refrigera el mille-feuille durante al menos una hora antes de servir para permitir que las capas se asienten y se mezclen. Corta el mille-feuille en porciones individuales con un cuchillo afilado y sírvelo en platos de postre.

¡Saborea este clásico postre francés de mille-feuille con sus capas de hojaldre crujiente y su suave y cremosa crema pastelera!

¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en