Imperdible

La receta de té de banana que es oro puro para las plantas del jardín

Descubre cómo preparar un té de banana, un remedio natural que promueve la floración y fortalece las plantas de tu jardín.

Napsix domingo, 19 de mayo de 2024 · 19:15 hs
La receta de té de banana que es oro puro para las plantas del jardín
Con este té de cáscaras de banana las plantas crecerán fuertes y sanas Foto: Shutterstock

Cuidar de un jardín implica más que solo regar y podar; también requiere nutrir las plantas adecuadamente. Una forma económica y efectiva de hacerlo es mediante el uso de fertilizantes orgánicos caseros, como el té de cáscaras de banana. Este preparado es especialmente beneficioso para estimular una floración abundante y asegurar cosechas generosas.

Preparación del té de banana: comienza por hervir cuatro cáscaras de banana en un litro de agua durante aproximadamente 15 minutos. Una vez finalizado el hervor, apaga el fuego y permite que la mezcla se enfríe. Posteriormente, cuela el líquido para eliminar los residuos sólidos y diluye el concentrado en tres litros de agua fresca.

Mira el video

Este té de banana es muy valorado por su alto contenido de potasio, fundamental para el desarrollo saludable de las plantas. Aplicarlo cada 15 días directamente al suelo de tus plantas de jardín contribuirá significativamente a su nutrición y resistencia.

Incorporar este tipo de prácticas no solo es beneficioso para tus plantas, sino que también es una forma de reciclar desechos orgánicos y reducir el impacto ambiental. Además, preparar y usar tu propio fertilizante es una actividad gratificante que te permite estar más en contacto con la naturaleza y con el ciclo de vida de tu jardín.

Este té de banana es un potente fertilizante para las plantas. Shutterstock.

Además de sus beneficios directos para las plantas, utilizar té de banana como fertilizante puede mejorar la estructura del suelo a largo plazo. El potasio, un mineral que abunda en las cáscaras de banana, no solo promueve el crecimiento robusto de las plantas, sino que también ayuda a regular el movimiento del agua en el suelo, lo que puede prevenir problemas de saturación o sequía.

Al enriquecer el suelo de esta manera, las plantas desarrollan sistemas radiculares más fuertes y son más capaces de absorber otros nutrientes esenciales. Este método natural y sostenible de cuidado del jardín alienta a los jardineros a adoptar prácticas más ecológicas, reduciendo la dependencia de químicos y fortaleciendo la salud general del ecosistema del jardín.

Archivado en