Recetas

Baklava clásico: receta auténtica y consejos de preparación

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso baklava con nuestra receta favorita e imbatible ¡manos a la obra!

Napsix domingo, 19 de mayo de 2024 · 20:02 hs
Baklava clásico: receta auténtica y consejos de preparación
Baklava hecho en casa: cómo lograr el postre perfecto Foto: Shutterstock

El baklava es un postre tradicional que ha deleitado paladares durante siglos, especialmente en las regiones de Medio Oriente y los Balcanes. Esta exquisita delicia se compone de múltiples capas de masa filo crujiente, rellenas con una mezcla de nueces mixtas finamente picadas y especias, y bañadas en un jarabe dulce y aromático. La combinación de texturas y sabores, desde lo crujiente de la masa hasta lo cremoso y dulce del relleno, hace del baklava una experiencia gastronómica inolvidable.

El baklava tiene raíces antiguas que se remontan a la antigua Mesopotamia, donde las primeras recetas registradas describían capas de pan delgado con nueces y miel, similar al baklava que conocemos hoy. Fuente: Shutterstock

Su origen se atribuye a la antigua Mesopotamia, y a lo largo de los siglos, el baklava ha evolucionado y se ha integrado en diversas culturas, cada una añadiendo su propio toque. En Turquía, Grecia, Líbano y otros países del Medio Oriente, este postre se disfruta especialmente durante festividades y celebraciones familiares.

Preparar baklava en casa puede parecer una tarea complicada, pero con los ingredientes adecuados y un poco de paciencia, puedes recrear esta delicia en tu propia cocina. El proceso de hacer baklava es tanto un arte como una ciencia, que requiere precisión y cuidado en cada capa de masa filo y cada gota de jarabe. El resultado es un postre espectacular, perfecto para compartir con amigos y familiares en cualquier ocasión especial. ¡Vamos a la receta!

Cada país del Medio Oriente y los Balcanes tiene su propia versión de baklava. Por ejemplo, en Turquía, el baklava a menudo se hace con pistachos y se corta en formas de diamante, mientras que en Grecia se prefiere con nueces y se corta en cuadrados o triángulos. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para el baklava: 450 gramos de masa filo (phyllo) descongelada, 250 gramos de nueces mixtas (nueces, almendras, pistachos), 200 gramos de mantequilla derretida, 2 cucharaditas de canela en polvo, 1/4 taza de azúcar granulada.

Para el jarabe: 1 taza de agua, 1 taza de azúcar granulada, 1 taza de miel, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 1 cucharadita de agua de rosas o agua de azahar (opcional), 1 trozo de cáscara de limón o naranja.

 

Procedimiento

  1. Precalienta el horno a 175°C (350°F).
  2. En un procesador de alimentos, tritura las nueces mixtas hasta que estén finamente picadas pero no pulverizadas. Si prefieres, puedes picarlas a mano con un cuchillo.
  3. En un tazón grande, mezcla las nueces picadas con el azúcar granulada y la canela en polvo. Reserva esta mezcla.
  4. Asegúrate de que la masa filo esté completamente descongelada antes de usarla. Mantén las hojas de masa filo cubiertas con un paño húmedo mientras trabajas para evitar que se sequen.
  5. Engrasa ligeramente una bandeja para hornear de tamaño mediano (aproximadamente 33 x 23 cm) con un poco de mantequilla derretida.
  6. Coloca una hoja de masa filo en la bandeja para hornear y úntala con mantequilla derretida usando un pincel de cocina. Repite este proceso con unas 7-8 hojas de masa filo, untando mantequilla entre cada capa.
  7. Espolvorea una capa delgada de la mezcla de nueces sobre las hojas de masa filo.
  8. Continúa agregando capas de masa filo, untando con mantequilla entre cada una, hasta que hayas usado la mitad de las hojas restantes. Luego, agrega otra capa de nueces.
  9. Repite el proceso de agregar capas de masa filo untadas con mantequilla y una capa final de nueces hasta que se hayan utilizado todas las hojas y la mezcla de nueces. La última capa debe ser de masa filo, untada generosamente con mantequilla.
  10. Con un cuchillo afilado, corta el baklava en formas de diamante o cuadrados antes de hornearlo. Esto facilitará el corte una vez horneado y permitirá que el jarabe se absorba mejor. Hornea el baklava en el horno precalentado durante 45-50 minutos, o hasta que esté dorado y crujiente.

Prepara el jarabe

  1. Mientras se hornea el baklava, prepara el jarabe. En una cacerola mediana, combina el agua, el azúcar granulada, la miel, la vainilla, el agua de rosas o agua de azahar (si la estás usando) y la cáscara de limón o naranja.
  2. Lleva la mezcla a ebullición a fuego medio-alto, luego reduce el fuego y deja que hierva a fuego lento durante unos 10 minutos, removiendo ocasionalmente, hasta que el jarabe se haya espesado ligeramente.
  3. Retira del fuego y deja enfriar un poco mientras el baklava termina de hornearse.
  4. Retira el baklava del horno y, mientras aún esté caliente, vierte el jarabe tibio uniformemente sobre toda la superficie. Asegúrate de que el jarabe penetre en todos los cortes y capas.
El baklava no solo es un postre delicioso, sino que también tiene un fuerte significado cultural y se sirve en muchas celebraciones y festividades importantes, como bodas, el Ramadán y otras festividades religiosas en diversas culturas. Fuente: Shutterstock

Deja que el baklava repose a temperatura ambiente durante al menos 4 horas, o preferiblemente toda la noche, para que el jarabe se absorba completamente y los sabores se mezclen.

Una vez que el baklava haya reposado, vuelve a cortar siguiendo los cortes anteriores y sírvelo en porciones individuales. Saborea tu baklava con una taza de o café, o como un delicioso postre después de una comida. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

 

Archivado en