JARDINERÍA

Jardín: el trucazo para proteger a las orquídeas con productos caseros

Los jardineros expertos revelaron el truco para tener flores de orquídeas sumamente atractivas y abundantes en cualquier jardín.

Napsix viernes, 17 de mayo de 2024 · 21:19 hs
Jardín: el trucazo para proteger a las orquídeas con productos caseros
Las orquídeas se distinguen por tener flores con diseños complejos Foto: SHUTTERSTOCK

Las orquídeas son una de las familias de plantas más diversas y fascinantes del mundo, conocidas por su belleza exótica y variedad de formas y colores. Pertenecientes a la familia Orchidaceae, existen más de 25,000 especies de orquídeas, lo que las convierte en una de las familias de plantas con flores más grandes del mundo de la jardinería.

Las orquídeas se encuentran en casi todos los hábitats, desde las selvas tropicales hasta las regiones templadas, y cada especie presenta características únicas adaptadas a su entorno. Sin embargo, por más que se adapten a varias condiciones climáticas, las orquídeas requieren de algunos cuidados esenciales para crecer saludables.

Para mantener las orquídeas saludables e incentivar su floración, es crucial seguir ciertos cuidados específicos. Uno de los trucos más efectivos es garantizar que las orquídeas reciban la cantidad adecuada de luz. Aunque necesitan luz para florecer, la luz directa del sol puede ser perjudicial. “Solemos colocarlas en lugares donde nos gusta, pero ellas realmente necesitan más luz indirecta, ya que las orquídeas son muy delicadas”, sostuvo Javier, creador del canal Huerto Adictos.

Mira el video de las orquídeas

Asimismo, es crucial entender que estar moviendo a la planta de lugar puede perjudicar su salud, por lo cual debemos escoger bien su ubicación inicial. “Si la movemos todo el tiempo, no va a lograr asentarse en un lugar, provocando que empiece a debilitarse por no dejar que ellas se aclimaten a un solo lugar”, detalló el experto.

De acuerdo con el creador de contenido, un truco consiste en poner en un plato o recipiente un poco de aserrín o trozos de madera y, luego, regarlas. Lo que sigue es colocar arriba la maceta con las orquídeas, procurando que las raíces de la planta se hidraten. “Al colocar la maceta sobre estos trocitos de madera, vamos a lograr que la humedad vaya entrando en el interior de la maceta por los orificios de drenaje. Esto va a hacer que nuestra planta siempre esté regada en su justa medida”, explica el jardinero.

Fertilizar las orquídeas con un fertilizante específico para orquídeas una vez al mes durante la temporada de crecimiento también puede incentivar la floración.

Archivado en