Recetas

Berenjenas al escabeche: el toque Perfecto para tus platos

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar unas deliciosas berenjenas al ecabeche con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix sábado, 27 de abril de 2024 · 16:00 hs
Berenjenas al escabeche: el toque Perfecto para tus platos
Sorprende a todos con estas deliciosas berenjenas al escabeche Foto: Shutterstock

Las berenjenas al escabeche son una exquisitez culinaria que combina la textura suave y carnosa de las berenjenas con el irresistible sabor ácido y aromático del escabeche. Esta preparación, originaria de la cocina mediterránea, ha conquistado paladares en todo el mundo gracias a su versatilidad y su capacidad para realzar cualquier comida.

El escabeche, técnica culinaria de conservación, tiene raíces muy antiguas. Se cree que se originó en el antiguo Imperio Persa, hace más de 2,500 años. Desde entonces, se ha extendido por diversas culturas y regiones, adaptándose a ingredientes locales como las berenjenas. Fuente: Shutterstock

Las berenjena al escabeche han pasado de generación en generación, es un verdadero tesoro gastronómico. Las berenjenas, cortadas en finas rodajas y marinadas en una mezcla de vinagre, aceite de oliva y especias, adquieren un sabor único y una textura jugosa que las hace irresistibles. El proceso de escabechar las berenjenas no solo preserva su frescura y sabor, sino que también permite que desarrollen matices complejos con el paso del tiempo. ¡Vamos a la receta!

 

Aunque las berenjenas al escabeche son muy populares en el Mediterráneo, especialmente en países como España e Italia, también tienen variantes en otros lugares del mundo. Por ejemplo, en el Caribe se preparan con ingredientes como el vinagre de coco, y en Asia, se pueden encontrar versiones con especias locales. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

2 berenjenas medianas, 1 cebolla grande cortada en juliana, 3 dientes de ajo picados, 1 zanahoria grande en rodajas finas, 1 pimiento rojo en juliana, 1 pimiento verde en juliana, 1 taza de vinagre de vino blanco, 1/2 taza de aceite de oliva, 1/4 taza de agua, 2 cucharadas de azúcar, 1 cucharada de sal, 1 cucharadita de pimienta negra en grano, 1 cucharadita de comino en polvo, 1 cucharadita de orégano seco, 1/2 cucharadita de hojuelas de chile rojo (opcional), 2 hojas de laurel, perejil fresco picado para decorar.

Procedimiento

  1. Lava las berenjenas y córtalas en rodajas finas, aproximadamente 1/4 de pulgada de grosor.
  2. Espolvorea las rodajas de berenjena con sal y déjalas reposar en un colador durante unos 30 minutos para que suelten el exceso de líquido y amargor. Luego, enjuágalas y sécalas bien con papel de cocina.
  3. En una cacerola grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio.
  4. Agrega la cebolla y el ajo picados, y cocina hasta que estén tiernos y translúcidos, unos 5 minutos.
  5. Incorpora las zanahorias, los pimientos rojo y verde, y cocina por otros 5 minutos, hasta que las verduras estén ligeramente tiernas.
  6. Añade el vinagre de vino blanco, el agua, el azúcar, la sal, la pimienta negra en grano, el comino, el orégano, las hojuelas de chile (si las estás usando) y las hojas de laurel. Mezcla bien y deja hervir a fuego lento durante 10 minutos para que los sabores se mezclen.
  7. Mientras tanto, en una sartén grande o plancha, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto.
  8. Agrega las rodajas de berenjena y cocínalas por ambos lados hasta que estén doradas y tiernas. Esto puede tomar alrededor de 2-3 minutos por cada lado. Ve trabajando en lotes si es necesario.
  9. Retira las rodajas de berenjena doradas y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  10. Una vez que el escabeche haya hervido durante 10 minutos y las verduras estén tiernas, retira la cacerola del fuego y deja que la mezcla se enfríe ligeramente. En un frasco de vidrio esterilizado, coloca capas alternas de rodajas de berenjena y la mezcla de escabeche, asegurándote de cubrir completamente las berenjenas con el líquido.
Gracias al proceso de escabechado, las berenjenas al escabeche pueden conservarse durante semanas en el refrigerador. Esto las convierte en un excelente plato para preparar con anticipación y tener siempre a mano para acompañar comidas o disfrutar como aperitivo. fuente: Shutterstock

Una vez frías, refrigera las berenjenas al escabeche durante al menos 24 horas antes de consumirlas para que los sabores se desarrollen por completo. Antes de servir, decora con un poco de perejil fresco picado para realzar el aspecto y el sabor del plato.

¡Y ahí lo tienes! Disfruta de tus deliciosas berenjenas al escabeche como un aperitivo, acompañamiento o plato principal, y sorprende a tus amigos y familiares con esta explosión de sabor y textura. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en