Imperdible

El método japonés que es oro puro para plantas del jardín

Aprende cómo el acodo aéreo, una técnica tradicional japonesa, puede transformar la manera de propagar plantas en tu jardín sin necesidad de semillas.

Napsix domingo, 21 de abril de 2024 · 19:15 hs
El método japonés que es oro puro para plantas del jardín
El método japonés para hacer crecer el árbol de frutos en casa Foto: Shutterstock

El método japonés del acodo aéreo está ganando popularidad entre jardineros de todo el mundo por su eficacia en la propagación de plantas. Esta técnica permite desarrollar nuevas plantas directamente de las ramas existentes, sin pasar por el proceso tradicional de siembra de semillas.

El proceso comienza seleccionando una rama sana de la planta que se desea propagar. Esta rama es inducida a formar raíces mientras aún está unida a la planta madre, lo cual acelera significativamente el crecimiento comparado con los métodos convencionales de propagación.

Para aplicar el acodo aéreo, se realiza un corte cuidadoso en la rama seleccionada y se envuelve la zona en un medio húmedo, generalmente utilizando musgo o una mezcla especial de tierra. Esta parte envuelta se cubre luego con plástico para mantener la humedad, un factor crucial para el éxito de la formación de raíces.

Una vez que las raíces se desarrollan suficientemente dentro del envoltorio, la rama puede ser cortada de la planta madre y plantada como una entidad independiente. Este método no solo es eficiente, sino que también es seguro para la planta madre, minimizando el estrés y el daño que podría causar otros métodos de propagación.

Con este método no tendrás que comprar más frutas con productos químicos. Shutterstock.

El acodo aéreo no solo es práctico, sino que también es un método sostenible y respetuoso con el ambiente, evitando el uso excesivo de recursos y promoviendo una jardinería más natural. Al adoptar esta técnica, los jardineros pueden expandir su colección de plantas de forma más eficiente y con un impacto mínimo en sus ejemplares existentes.

Archivado en