Limpiar el hogar

El trucazo definitivo para que no se pegue la sartén

Si estás harto de que se te pegue la comida, te dejamos una idea que te puede ayudar.

Napsix jueves, 18 de abril de 2024 · 11:21 hs
El trucazo definitivo para que no se pegue la sartén
El trucazo definitivo para que no se pegue la sartén La sartén es un elemento indispensable en la cocina. Foto: Pexels

Es cierto que después de un uso prolongado, las ollas y sartenes pueden perder su capa antiadherente y esto ocasiona que se peguen los alimentos, lo que puede ser frustrante para aquellos que cocinan a diario. Esta situación no solo puede resultar en una experiencia desagradable al limpiar, sino que también puede afectar la calidad de las comidas que preparamos. Afortunadamente existen varias soluciones para este problema, y aquí abajo, te dejamos el truco definitivo para recuperar el rendimiento de tu sartén.

El secreto para evitar que se pegue la sartén es asegurarse de que esté adecuadamente curada. Para curar este utensilio se requiere de un proceso para crear una capa antiadherente natural en la superficie de la misma, lo que ayuda a prevenir que los alimentos se peguen durante la cocción. Una técnica popular y efectiva requiere utilizar sal gruesa y agua hirviendo.

La sartén se puede utilizar para preparar panqueques, huevos, salteados de verdura y demás. Imagen de Pexels.

Para curar una sartén con sal gruesa y agua hirviendo, primero debes limpiar la olla a fondo para eliminar cualquier residuo o suciedad. Luego, espolvorea una capa generosa de sal gruesa en el fondo. La sal actuará como un agente abrasivo suave que ayudará a eliminar cualquier residuo restante y a preparar la superficie de la sartén para el proceso de curado.

Una vez que hayas esparcido la sal en la sartén, agrega suficiente agua hirviendo para cubrir completamente la superficie. Deja que el recipiente hierva a fuego lento durante unos 10-15 minutos, permitiendo que el agua y la sal trabajen juntas para limpiar y curar la sartén.

Este proceso de curado puede necesitar repetirse ocasionalmente para mantener la sartén en óptimas condiciones. Imagen de Pexels.

Después de que la olla haya hervido durante el tiempo adecuado, retírala del fuego y deja que se enfríe por completo. Una vez que la sartén esté fría, enjuágala bajo agua corriente para eliminar cualquier residuo de sal y seca completamente con un paño limpio. Una vez curada, el utensilio de cocina estará listo para ser usado. 

Archivado en