Imperdible

Los ingredientes de la cocina que son oro puro para las plantas del jardín

Explora cómo ciertos productos comunes en tu cocina pueden potenciar el crecimiento y la salud de las plantas de tu jardín.

Napsix miércoles, 17 de abril de 2024 · 11:39 hs
Los ingredientes de la cocina que son oro puro para las plantas del jardín
Con estos abonos caseros las plantas crecerán fuertes y sanas Foto: SHUTTERSTOCK

En el mundo del cuidado de plantas, a menudo los recursos más efectivos se encuentran donde menos los esperamos: en nuestra cocina. Ingredientes cotidianos pueden convertirse en herramientas esenciales para el mantenimiento y la mejora de nuestro jardín. A continuación los abonos caseros que son oro puro para las plantas.

Para empezar, una simple cucharada de aceite vegetal al borde de la maceta de un árbol del dinero puede hacer maravillas, promoviendo un follaje más verde y exuberante. Sorprendentemente, esta planta también se beneficia de la cerveza, que estimula un crecimiento vigoroso y saludable cuando se aplica con moderación.

Mira el video

Por otro lado, las flores de callanco, conocidas por su belleza delicada, responden bien a una mezcla de agua con enraizador. Este truco simple asegura que cada rama florezca, maximizando su esplendor floral. En el caso de la lengua de suegra, la adición de cáscaras de huevo trituradas al suelo no solo eleva la altura de las hojas, sino que también aumenta su brillo, dándoles un aspecto más vivo y saludable.

Finalmente, una combinación de Coca Cola y agua puede ser la clave para el crecimiento robusto del potus. Este líquido, aunque poco convencional, ayuda a fortalecer la planta y estimula un desarrollo más rápido y extenso. Estos métodos, derivados de productos que normalmente tenemos en casa, no solo son económicos y accesibles, sino que también ofrecen una forma ecológica y sustentable de cuidar nuestras plantas.

Integrar estos ingredientes en nuestra rutina de jardinería puede transformar significativamente la salud y la belleza de nuestras plantas, mostrando que, a veces, las mejores soluciones son las más simples y están al alcance de nuestra mano. Además se puede ahorrar bastante dinero en comprar costosos abonos.

Archivado en