Recetas

Cómo hacer panna cotta perfecta: receta y consejos infalibles, en 5 pasos

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar una deliciosa panna cotta con nuestra receta favorita e imbatible ¡a cocinar!

Napsix domingo, 14 de abril de 2024 · 16:15 hs
Cómo hacer panna cotta perfecta: receta y consejos infalibles, en 5 pasos
Un delicioso postre, perfecto para agasajar a tus seres queridos Foto: Shutterstock

La panna cotta es un postre italiano clásico conocido por su textura sedosa y su sabor delicado. Originaria de la región de Piamonte, en el norte de Italia, esta delicia cremosa se ha convertido en un favorito tanto en Italia como en todo el mundo. Su nombre, que significa "nata cocida" en italiano, refleja su ingrediente principal: la crema para batir.

Aunque se sirve comúnmente sola o con salsa de frutas, la Panna Cotta también se puede combinar con otros postres, como crumbles, tartas o incluso helados. Fuente: Shutterstock

Es apreciada por su simplicidad y versatilidad en la cocina. Aunque la receta tradicional lleva solo unos pocos ingredientes básicos, como crema para batir, azúcar y gelatina, su sabor puede ser personalizado con una variedad de sabores, desde vainilla y frutos rojos hasta café y chocolate.

Este postre es amado tanto por su exquisita suavidad como por su capacidad para adaptarse a diferentes ocasiones y preferencias culinarias. Ya sea que se sirva sola con una salsa de frutas frescas o se combine con capas de frutas en un vaso, la panna cotta siempre impresiona con su elegancia y simplicidad. Desde cenas elegantes hasta reuniones informales, esta exquisitez es una opción perfecta para deleitar a tus invitados con un toque de sofisticación italiana. ¡Vamos al paso a paso!

La Panna Cotta se originó en el norte de Italia, específicamente en la región de Piamonte, pero su popularidad se ha extendido por todo el mundo. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

2 tazas (480 ml) de crema para batir, 1 taza (240 ml) de leche entera, 1/2 taza (100 g) de azúcar granulada, 2 cucharaditas de extracto de vainilla, 2 cucharaditas de gelatina sin sabor, 2 cucharadas de agua fría.

 

Procedimiento

  1. Comienza ocupando un bol pequeño, en él espolvorea la gelatina sobre el agua fría y deja que se hidrate durante unos minutos.
  2. Mientras tanto, en una cacerola mediana, calienta la crema para batir y la leche a fuego medio hasta que estén calientes pero no hirviendo. Agrega el azúcar y el extracto de vainilla, y revuelve hasta que el azúcar se disuelva por completo.
  3. Retira la cacerola del fuego y agrega la mezcla de gelatina hidratada. Revuelve bien hasta que la gelatina se disuelva por completo en la mezcla de crema
  4. Vierte la mezcla en moldes individuales o en un molde grande según tu preferencia. Deja enfriar a temperatura ambiente durante unos minutos, luego cubre con papel film y refrigera por al menos 4 horas, o hasta que la panna cotta esté firme.
  5. Una vez que la panna cotta esté lista, sumerge el fondo del molde en agua caliente durante unos segundos para aflojarla. Luego, pasa un cuchillo por los bordes del molde y voltea suavemente para desmoldar en platos individuales.
El nombre "Panna Cotta" se traduce literalmente del italiano como "nata cocida", haciendo referencia a su ingrediente principal y al proceso de cocción suave utilizado en su preparación. Fuente: Shutterstock

¡Y listo! Sirve la panna cotta fría, acompañada de tu salsa o fruta fresca favorita si lo deseas. Esta receta rinde aproximadamente 4 porciones, pero puedes ajustar las cantidades según sea necesario para adaptarse a tu número de invitados. Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en