Recetas

Sencillez y sabor: mousse de mango casero

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso mousse de mango con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix sábado, 13 de abril de 2024 · 20:03 hs
Sencillez y sabor: mousse de mango casero
Sabor tropical en cada cucharada: mousse de mango Foto: Shutterstock

El mousse de mango es un postre exquisito que captura la esencia del verano en cada cucharada. Con su textura suave y cremosa, y su sabor tropical y refrescante, este postre es una verdadera delicia para los amantes de los sabores exóticos. El mango, una fruta tropical por excelencia, se convierte en el ingrediente estrella de este postre, aportando su dulzura natural y su vibrante color amarillo.

Aunque el mango es la estrella indiscutible del mousse, su sabor se intensifica cuando se combina con otras frutas tropicales como la piña, el maracuyá o la papaya. Fuente: Shutterstock

Preparar un mousse de mango es una experiencia sencilla y gratificante. Requiere pocos ingredientes y no es necesario tener habilidades culinarias avanzadas. Además, su proceso de elaboración es rápido, lo que lo convierte en una excelente opción para sorprender a tus invitados con un postre elegante y delicioso en poco tiempo.

Este postre es perfecto para cualquier ocasión, ya sea para una comida familiar, una cena especial o simplemente para darse un capricho en un día caluroso. Además, su versatilidad permite servirlo en diferentes presentaciones, ya sea en copas individuales para un toque más sofisticado, o en un molde grande para compartir en una reunión con amigos o familiares. Sin duda, el mousse de mango es una opción irresistible que deleitará a todos los paladares y añadirá un toque de frescura y exotismo a cualquier momento. ¡Vamos a la receta!

El mango es una excelente fuente de vitamina C y fibra, lo que lo convierte en una opción saludable para disfrutar en forma de mousse, añadiendo un toque de dulzura natural al postre. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para el puré de mango: 2 mangos maduros pelados y sin hueso, 2 cucharadas de azúcar granulada (opcional), 1 cucharada de jugo de limón.

Para la mezcla de mousse: 2 tazas (480 ml) de crema para batir fría (nata), 1 lata (395 g) de leche condensada, 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Para decorar (opcional): rodajas de mango fresco, hojas de menta, ralladura de limón.

 

Procedimiento

  1. Corta los mangos en trozos y colócalos en un procesador de alimentos o licuadora.
  2. Agrega el azúcar (si lo deseas) y el jugo de limón, luego procesa hasta obtener un puré suave. Si los mangos están muy maduros y dulces, puedes omitir el azúcar.
  3. En un tazón grande, bate la crema para batir (nata) con una batidora eléctrica hasta que esté firme y forme picos suaves. Ten cuidado de no batir en exceso para evitar que la crema (nata) se vuelva grumosa.
  4. En otro tazón, mezcla el puré de mango con la leche condensada y el extracto de vainilla hasta que estén bien combinados.
  5. Con movimientos suaves y envolventes, agrega la crema batida (nata)a la mezcla de mango en tres adiciones. Esto ayudará a mantener la ligereza y la textura aireada del mousse.
  6. Vierte la mezcla de mousse en recipientes individuales o en un molde grande, y refrigera durante al menos 4 horas o hasta que esté firme.
Existen más de 1,000 variedades de mangos en todo el mundo, cada una con su propio sabor, textura y color. Algunas de las variedades más populares incluyen el mango Ataulfo, el mango Kent y el mango Tommy Atkins, cada uno con sus propias características únicas. Fuente: Shutterstock

Antes de servir, decora el mousse con rodajas de mango fresco, hojas de menta y ralladura de limón, si lo deseas. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en