Mascotas

¿Por qué mi gato come mucho y siempre tiene hambre?

Hay diversas razones por las cuáles tu gato puede estar cambiando su rutina de alimento.

Napsix sábado, 13 de abril de 2024 · 11:16 hs
¿Por qué mi gato come mucho y siempre tiene hambre?
La obsesión por la comida es un problema muy común en gatos Foto: Shutterstock

Al tener una mascota como un gato muchas cosas de tu vida cotidiana cambian, incluso, algunas rutinas. Sucede, muchas veces, que los gatos exigen comida constatemente, en todos los momentos del día. Aunque este comportamiento en algunas situaciones es normal en otras es motivo de preocupación. Aquí te contamos los motivos.

En un sentido, que los gatos siempre tengan hambre y te pidan comida todo el día es algo instintivo y común. Ya que como sabemos, estas pequeñas mascotas tienen un instinto carnívoro que traen de sus antepasados y eso los hace que todo el tiempo necesiten los nutrientes necesarios que les brinda una dieta basada principalmente en carne.

Algunas situaciones de estrés pueden llevar a tu gato a comer de más. Foto: Shutterstock

Pero si tu gato cambia de repente de hábito y comienza a comer más de repente, puede llegar a ser un alerta de que algo anda mal.  Si se come todo lo que le pones en el plato rápido y de una vez o genera vómito posterior a comer, puede ser que uno de los motivos sea ansiedad. Probablemente si tienes otra mascota en casa o ha pasado un suceso como una mudanza, tu gato puede estar pasando un momento de estrés que lo lleve a comer en exceso.

Siguiendo esta línea, también los gatos son propensos a aburrirse rápidamente. Por lo que todo el tiempo necesitan tener interacción social, atención o sentirse estimulados con juegos. Este puede ser otro de los motivos que lleve a cambiar su conducta alimentaria. 

Si tienes más de dos gatos en casa, se recomienda separarles las comidas. Foto: Shutterstock

Luego, hay problemas o enfermedades aún más grandes que pueden llevar a tu gato a alimentarse y pedirte comida todo el tiempo. Por ejemplo que sufra de párasitos internos. Estos causan una mala absorción de los nutrientes que hace que el gato tenga hambre. Si crees que esto es lo que le sucede a tu mascota, acude a un veterinario.

Archivado en