Recetas

Sencillo y sabroso: flan casero para todos los gustos

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso flan con nuestra receta favorita e imbatible ¡manos a la obra!

Napsix jueves, 11 de abril de 2024 · 20:02 hs
Sencillo y sabroso: flan casero para todos los gustos
El flan perfecto: receta clásica y sencilla Foto: Shutterstock

El flan, un postre clásico y reconfortante, ha deleitado los paladares de personas en todo el mundo durante generaciones. Con su textura suave y cremosa, su sabor dulce y su irresistible caramelo, el flan es una delicia que se disfruta en todas las ocasiones, desde comidas familiares hasta celebraciones especiales. Este postre, que tiene sus raíces en la cocina española, se ha convertido en un elemento básico en muchas culturas culinarias, cada una aportando su propio toque único.

Aunque se asocia comúnmente con la cocina española, el flan tiene variaciones en muchas culturas culinarias de todo el mundo. Por ejemplo, en México se prepara el "flan de cajeta", hecho con leche de cabra y caramelo de dulce de leche. Fuente: Shutterstock

El flan, incluye ingredientes simples como huevos, leche y azúcar, pero su magia radica en su técnica de preparación. El proceso de cocción del flan al baño María en un molde acaramelado es fundamental para lograr esa textura sedosa y suave que hace que cada bocado sea una experiencia celestial.

Lo maravilloso del flan es su versatilidad. Puede ser adornado con frutas frescas, nueces tostadas o un toque de crema batida (nata), agregando capas de sabor y textura que lo hacen aún más delicioso. Además, la simplicidad de su preparación lo convierte en un postre ideal para aquellos que desean sorprender a sus seres queridos con algo casero y reconfortante. Desde su humilde origen hasta su estatus como un clásico de la repostería, el flan sigue siendo uno de los postres más queridos y apreciados en todo el mundo. ¡Vamos a la receta!

La técnica de hacer caramelo para recubrir el fondo del molde del flan puede ser un desafío para algunos. El azúcar debe derretirse y caramelizarse cuidadosamente, sin quemarse, para lograr el color y el sabor adecuados. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para el caramelo: 1 taza (200 g) de azúcar granulada, 1/4 taza (60 ml) de agua.

Para el flan: 4 huevos grandes, 1 lata (400 g) de leche condensada, 1 lata (370 g) de leche evaporada, 1 taza (240 ml) de leche entera, 1 cucharadita de extracto de vainilla.

 

Procedimiento

Prepara el caramelo:

  1. En una cacerola a fuego medio, agrega el azúcar granulada y el agua.
  2. Revuelve constantemente hasta que el azúcar se disuelva por completo.
  3. Cocina sin revolver hasta que el caramelo adquiera un color dorado ámbar.
  4. Vierte el caramelo caliente en el fondo de un molde para flan y distribúyelo de manera uniforme. Deja que se enfríe y endurezca mientras preparas el flan.

Prepara el flan:

  1. Precalienta el horno a 180°C (350°F).
  2. En un tazón grande, bate los huevos hasta que estén bien mezclados.
  3. Agrega la leche condensada, la leche evaporada, la leche entera y el extracto de vainilla. Mezcla hasta obtener una mezcla homogénea.
  4. Verter la mezcla en el molde:
  5. Vierte la mezcla de flan sobre el caramelo en el molde preparado.
  6. Cubre el molde con papel de aluminio y colócalo dentro de una bandeja para hornear más grande.
  7. Llena la bandeja para hornear con agua caliente hasta que alcance aproximadamente la mitad de la altura del molde para flan. Esto creará un baño María que ayudará a cocinar el flan de manera uniforme.
  8. Coloca la bandeja para hornear en el horno precalentado y hornea durante aproximadamente 60-70 minutos, o hasta que el flan esté firme en los bordes pero aún ligeramente tembloroso en el centro.
  9. Retira el flan del horno y deja que se enfríe a temperatura ambiente.
  10. Una vez que esté completamente frío, refrigera el flan durante al menos 4 horas o toda la noche para que se asiente y adquiera la consistencia deseada.
El flan es apreciado en muchas partes del mundo y tiene versiones locales en numerosas culturas. Desde el "creme caramel" francés hasta el "flan de huevo" chino, este postre ha sido adaptado y reinterpretado de diversas maneras a lo largo de la historia. Fuente: Shutterstock

Para desmoldar el flan, pasa un cuchillo afilado por los bordes del molde para aflojarlo. Coloca un plato grande boca abajo sobre el molde y, con un movimiento rápido y seguro, voltea el molde para que el flan caiga sobre el plato. El caramelo se derretirá y cubrirá el flan, creando una deliciosa capa dorada en la parte superior. Corta el flan en porciones individuales y sirve frío. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en