Salud y belleza

Consejos que no sabías que necesitabas para combatir la piel seca

Además de utilizar protector solar, aquí te dejamos algunos consejos para el cuidado de la piel.

Napsix lunes, 4 de marzo de 2024 · 12:21 hs
Consejos que no sabías que necesitabas para combatir la piel seca
Consejos que no sabías que necesitabas para combatir la piel seca Es importante crear una rutina de limpieza diaria. Foto: Archivo

Las condiciones climáticas desempeñan un papel crucial en la salud y apariencia de la piel, ya que pueden tener impactos directos en su hidratación, elasticidad y bienestar general. Uno de los factores más influyentes es la humedad atmosférica. En climas secos y fríos, como durante el invierno, el aire tiende a carecer de humedad, lo que puede llevar a la deshidratación de la piel. Esto resulta en una barrera cutánea comprometida, contribuyendo a la sequedad, descamación y posiblemente irritación.

Para mantener la piel húmeda y saludable, es esencial adoptar una rutina de cuidado adecuada. Por esta razón, hoy te dejamos algunos consejos de Mayo Clinic, una de las instituciones médicas y de investigación más prestigiosas a nivel mundial. Lavar la cara suavemente al menos dos veces al día es fundamental. Esto elimina impurezas y previene la acumulación de aceites, pero es importante evitar el uso de jabones agresivos que puedan resecar la piel. Opta por un limpiador facial suave y no alérgeno que preserve la humedad natural.

Si quieres tener una piel hidratada y brillante, sigue estos consejos. Imagen de Freepik.

La hidratación es clave para mantener la piel en buen estado. Después de lavar la cara, aplica una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel. Las cremas humectantes ayudan a retener la humedad, previenen la sequedad y suavizan la apariencia. Especialmente en climas secos o fríos, este paso es esencial para reforzar la barrera cutánea.

Para saber qué tipo de piel tienes puedes acudir a un dermatólogo. Imagen de Shutterstock.

Es importante usar agua tibia y limitar el tiempo de baño. El agua caliente puede eliminar los aceites naturales de la piel, contribuyendo a la sequedad. Por otro lado es clave elegir telas adecuadas para el tipo de piel que tenemos. Las telas suaves y transpirables, como el algodón, son ideales, ya que permiten que la piel respire y reducen el roce que podría irritarla. Evitar telas ásperas o ajustadas puede prevenir la irritación y mantener la piel en óptimas condiciones.

Archivado en