Recetas

Cómo hacer tarta de hongos y cebolla: pasos simples y resultado delicioso

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar una deliciosa tarta de hongos y cebolla con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix sábado, 24 de febrero de 2024 · 20:06 hs
Cómo hacer tarta de hongos y cebolla: pasos simples y resultado delicioso
Tarta salada de hongos y cebolla: sabores de la naturaleza en tu mesa Foto: Shutterstock

La tarta de hongos y cebolla es un manjar culinario que combina la riqueza de los hongos con la dulzura de la cebolla caramelizada en una deliciosa masa crujiente. Esta exquisita creación culinaria es una celebración de los sabores terrosos y reconfortantes de la naturaleza, perfecta para cualquier ocasión, ya sea como un plato principal impresionante o como un aperitivo tentador para compartir.

Algunas variedades de hongos utilizadas en esta receta, como los porcini o los shiitake, pueden ser recolectadas en la naturaleza, lo que añade un toque de aventura culinaria. Fuente: Shutterstock

Con raíces en la cocina europea, la tarta de hongos y cebolla ha cautivado los paladares de generaciones con su sabor inconfundible y su versatilidad para adaptarse a una variedad de ingredientes y estilos de preparación. Desde los hongos silvestres frescos hasta la cebolla caramelizada cocida lentamente en una sartén, cada bocado es una explosión de sabores y texturas que deleita los sentidos.

Ya sea servida caliente o fría, esta tarta es un espectáculo, una verdadera obra maestra de la cocina casera. Su aroma seductor y su apariencia tentadora hacen que sea difícil resistirse a un trozo, mientras que su sabor satisfactorio deja una impresión duradera en cada comensal afortunado que tiene el placer de probarla. Sumérgete en el encanto de la tarta de hongos y cebolla y disfruta de una experiencia gastronómica que te transportará a un mundo de indulgencia y satisfacción. ¡Vamos a la receta!

La cebolla caramelizada utilizada en la tarta le aporta un sabor dulce y suave, equilibrando perfectamente la intensidad de los hongos y creando una combinación de sabores irresistible. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para la masa: 250 g de harina de trigo, 125 g de mantequilla fría cortada en cubos pequeños, 1 huevo, 1 pizca de sal, 2-3 cucharadas de agua fría.

Para el relleno: 500 g de hongos frescos (champiñones, porcini, shiitake, etc.), limpios y cortados en rodajas, 2 cebollas grandes cortadas en juliana, 2 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de mantequilla, 2 cucharadas de azúcar, Sal y pimienta al gusto, 200 g de queso gruyère rallado (o cualquier otro queso de tu elección), 2 huevos, 200 ml de crema de leche (nata para cocinar).

Para decorar (opcionales): perejil fresco picado, hojas de tomillo fresco.

 

Procedimiento

  1. Comienza por la preparación de la masa: en un tazón grande, mezcla la harina y la sal. Agrega la mantequilla fría y mezcla con las manos hasta obtener una textura arenosa. Agrega el huevo y mezcla hasta que la masa comience a unirse. Si es necesario, agrega un poco de agua fría, una cucharada a la vez, hasta que la masa se pueda formar en una bola. Envuelve la masa en film transparente y déjala reposar en el refrigerador durante al menos 30 minutos.
  2. Mientras la masa reposa, vamos a preparar el relleno de nuestra tarta. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva y la mantequilla a fuego medio. Agrega las cebollas cortadas en juliana y cocínalas lentamente durante unos 20-25 minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que estén caramelizadas y doradas. Añade el azúcar hacia el final de la cocción para ayudar en el proceso de caramelización. Retira las cebollas caramelizadas de la sartén y reserva.
  3. En la misma sartén, agrega un poco más de aceite si es necesario y añade los hongos cortados en rodajas. Cocina los hongos a fuego medio-alto hasta que estén dorados y cualquier líquido que hayan soltado se haya evaporado por completo. Condimenta con sal y pimienta al gusto y retira del fuego. Deja enfriar.
  4. Precalienta el horno a 180°C (350°F) y encárgate del armado de la tarta: estira la masa sobre una superficie enharinada hasta que tenga aproximadamente 3-4 mm de grosor y forra un molde para tarta previamente engrasado y enharinado. Pica el fondo con un tenedor y coloca un papel de hornear sobre la masa. Cubre con pesos de hornear o legumbres secas y hornea durante 15 minutos. Retira el papel y los pesos y hornea por otros 5 minutos, o hasta que la masa esté ligeramente dorada.
  5. En un tazón grande, bate los huevos y la crema de leche. Agrega el queso rallado y mezcla bien. Distribuye las cebollas caramelizadas y los hongos sobre la masa precocida y vierte la mezcla de huevo y crema por encima.
  6. Vuelve a colocar la tarta en el horno y hornea durante 25-30 minutos, o hasta que esté dorada y cuajada. Una vez lista, retira del horno y deja enfriar durante unos minutos antes de cortarla en porciones.
La tarta de hongos y cebolla es altamente adaptable, permitiendo la inclusión de otros ingredientes como queso, espinacas o hierbas frescas. Fuente: Shutterstock

¡Y listo! Solo resta servir y disfrutar.  Puedes espolvorear con perejil fresco picado y hojas de tomillo antes de servir. Esta tarta se puede disfrutar tanto caliente como fría, por lo que es perfecta para cualquier ocasión. ¡Disfruta de este festín de sabores terrosos con cada bocado! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en