Imperdible

El truco infalible para abrillantar tus neumáticos como nuevos en segundos

Descubre cómo conseguir un acabado profesional y duradero en el brillo de tus neumáticos con un método sencillo y eficaz.

Napsix jueves, 18 de enero de 2024 · 13:31 hs
El truco infalible para abrillantar tus neumáticos como nuevos en segundos
Con este tip de limpieza los neumáticos lucirán como nuevos Foto: Shutterstock

Si alguna vez te has maravillado con el brillo de los neumáticos luego de una visita al lavadero profesional, quizás te hayas preguntado cómo lograr ese mismo efecto en casa. Aunque existen muchos productos en el mercado, la clave para un brillo duradero y profesional en los neumáticos es sorprendentemente sencilla y accesible: la glicerina.

Este componente, fácil de encontrar en farmacias o droguerías, es conocido por sus propiedades hidratantes, tanto para la piel como para diferentes tipos de gomas. Su aplicación en los neumáticos no solo les da un aspecto renovado y limpio, sino que también contribuye a prolongar su vida útil, evitando el agrietamiento prematuro.

La mezcla para este tip de limpieza es sumamente fácil de realizar. Shutterstock.

Para preparar la solución, necesitarás una botella de glicerina, agua destilada y un pulverizador. La mezcla se realiza combinando en proporciones iguales la glicerina y el agua destilada dentro del pulverizador. Aunque el agua común puede utilizarse, la destilada garantiza mejores resultados al estar libre de cal y cloro.

Una vez obtenida una mezcla homogénea, se aplica una pequeña cantidad tanto en la rueda como en una esponja. La técnica no requiere de un frotado intenso, basta con pasar suavemente la esponja sobre la superficie para ver resultados inmediatos. Tras la aplicación, es recomendable dejar secar los neumáticos al aire libre durante aproximadamente una hora.

En pocos segundos los neumáticos quedarán brillantes. Shutterstock.

Siguiendo estos pasos no solo lograrás un brillo máximo en tus neumáticos, sino que además, este brillo se mantendrá por dos o tres semanas, siempre y cuando el vehículo no transite por caminos embarrados o encharcados. Este método simple y económico es ideal para quienes buscan resultados profesionales con un esfuerzo mínimo.

Archivado en