Recetas

Bizcocho de membrillo: una receta clásica con un toque super especial

Aprende paso a paso y facilmente a preparar un delicioso bizcocho de membrillo con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix viernes, 1 de septiembre de 2023 · 18:02 hs
Bizcocho de membrillo: una receta clásica con un toque super especial
Hacer este bizcocho te será super sencillo y agasajarás a tus seres queridos ¡créenos! Foto: Directo al Paladar

El bizcocho de membrillo es un regalo culinario que nos brinda la naturaleza durante la temporada de otoño. Este delicioso postre combina la suavidad y el dulzor del membrillo con la esponjosidad de un bizcocho, creando una armonía de sabores y texturas que cautiva los sentidos. Es una creación que rinde homenaje a los frutos de temporada y que nos permite disfrutar de una de las frutas más emblemáticas de esta época del año de una manera excepcional.

Una opción deliciosa para compartir con amigos o familia. Fuente: YouTube

El membrillo, con su aroma cálido y su característico sabor agridulce, es la estrella de este postre. Cuando se cocina y se combina con el esponjoso bizcocho, crea una experiencia gustativa única que nos lleva a un viaje de sabores otoñales. Es una tradición en muchas cocinas, especialmente en aquellas regiones donde esta fruta abunda durante los meses más frescos.

Este postre no solo es una delicia para el paladar, sino también una oportunidad para celebrar la generosidad de la naturaleza y la habilidad de la cocina en convertir ingredientes simples en algo extraordinario. ¡Vamos a la receta!

Prepáralo y gánate el corazón de todos. Fuente: Cuchillito y Tenedor

Ingredientes

Para el bizcocho: 2 tazas de harina de trigo, 1 taza de azúcar granulado, 1 taza de leche entera, 1/2 taza de mantequilla derretida, 3 huevos grandes, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 1/2 cucharadita de sal.

Para el relleno de membrillo: 2 membrillos maduros pelados, desinfectados y cortados en cubos pequeños, 1/2 taza de azúcar, 1/4 de taza de agua, 1 cucharadita de canela en polvo, 1 cucharada de zumo de limón.

 

Procedimiento

  1. En una cacerola grande, coloca los cubos de membrillo, el azúcar, el agua, la canela y el zumo de limón. Cocina a fuego medio durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que el membrillo esté tierno y se haya convertido en una especie de puré. Revuelve ocasionalmente.
  2. Una vez que el membrillo esté cocido y tenga una consistencia espesa, retíralo del fuego y déjalo enfriar. Este será el relleno del bizcocho.
  3.  Luego, precalienta el horno a 180°C (350°F). Engrasa y enharina un molde para bizcocho de aproximadamente 22 cm (9 pulgadas) de diámetro.
  4. En un tazón grande, bate los huevos y el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa y de color claro. Esto puede llevar unos 3-5 minutos.
  5. Agrega la mantequilla derretida y la esencia de vainilla a la mezcla de huevos y azúcar. Mezcla bien.
  6. En otro tazón, tamiza la harina de trigo, la levadura en polvo y la sal.
  7. Añade los ingredientes secos a la mezcla de huevos y azúcar en dos o tres adiciones, alternando con la leche. Comienza y termina con los ingredientes secos. Mezcla solo hasta que todo esté bien incorporado.
  8. Vierte la mitad de la masa en el molde preparado y extiéndela de manera uniforme.
  9. Extiende el relleno de membrillo enfriado sobre la masa en el molde, asegurándote de que esté distribuido de manera uniforme.
  10. Vierte la otra mitad de la masa sobre el relleno de membrillo y extiéndela suavemente para cubrirlo por completo.
  11. Hornea en el horno precalentado durante aproximadamente 45-55 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio.
El azúcar glass le dará un aspecto super casero y sumará una dulzura increíble. Fuente: Comedere panis

Una vez horneado, retira el bizcocho del horno y deja que se enfríe en el molde durante unos 10 minutos antes de desmoldarlo sobre una rejilla para que se enfríe completamente. Cuando esté completamente frío, puedes espolvorearle azúcar glass por encima si lo deseas para darle un toque decorativo.

Ya puedes compartir esta explosión de sabor y acompañarlo con la infusión que más te guste o como un exquisito postre después de un almuerzo o cena. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en