Hibisco: conoce todos los cuidados y beneficios de esta exótica planta, perfecta para decorar terrazas

Hibisco: conoce todos los cuidados y beneficios de esta exótica planta, perfecta para decorar terrazas

De un llamativo color rosa o rojizo, con cinco pétalos súper atractivos y llena de antioxidantes. Así es el hibisco, la planta medicinal y aromática que cada vez resuena más en jardinería.

Napsix

Hay plantas que, de a poco, van marcando tendencia en el mundo de la decoración de interiores, así como se van haciendo conocidas por sus propiedades medicinales. Este es el caso del hibisco, una preciosa planta conocida por tener una flor con cinco pétalos de color rosa, blanca, amarilla o violeta, sumamente atractiva; además de contar con un aroma dulce y potente, por lo que suele utilizarse como aromatizante y decorativo en coctelería. 

En cuanto a los beneficios medicinales, el hibisco suele prepararse en tés para calmar la digestión, la acidez estomacal y el estreñimiento. También ayuda a aliviar las irritaciones de garganta y los resfriados comunes. Como si fuera poco, se puede utilizar esta planta para combatir el insomnio y el estrés. 

El hibisco, también conocido bajo el nombre científico de hibuscus o hibiscus rosa-sinensis, viene de la familia Malvaceae, originaria de las regiones tropicales y subtropicales. Popularmente, y según la zona geográfica, ha recibido los nombres de La rosa de China, flor de jamaica o cayena. Si te interesa esta planta, te dejamos una guía de los cuidados y de las características que tiene para que, al cultivarla, se desarrolle de la mejor manera. 

Cuidados del hibisco

  • Ubicación

El hibisco es una planta ideal para la zona exterior. De hecho, lo más recomendado por los expertos de jardinería es situarla al aire libre, pero en zonas de sombra, ya que no puede soportar la luz solar directa. Si la cultivamos en maceta suele llegar a los 2 metros de altura, como mucho.

  • Temperatura:

El hibisco se adapta mejor a las temperaturas templadas, e incluso frías, sin llegar a los extremos. Según los expertos de El Mueble, esta planta suele crecer bien entre los 13 y 21 grados. 

  • Riego:

En este punto, es importante mantener el sustrato siempre húmedo, pero sin generar encharcamientos. Ahora bien, en temporadas de calores intensos, puedes pulverizar la planta y refrescarla.

  • Abono:

“El hibisco comienza la floración en primavera, por lo que a partir de este momento debemos incorporar un abono específico cada 15 días”, aseguran en el sitio.

  • Poda:

El hibisco necesita que se poden los brotes del año anterior y eliminar las ramas en mal estado a comienzo de la primavera.

  • Plagas:

Al igual que con muchas otras plantas, el hibisco se ve afectado por el pulgón, la cochinilla y la araña roja. Asimismo, si el clima está muy seco, puede aparecer la mosca blanca. En cualquier caso, debes buscar el insecticida adecuado para eliminar las plagas y prevenir nuevas.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?