Ponlo a prueba: el truco definitivo para limpiar las ventanas y dejarlas impecables

Ponlo a prueba: el truco definitivo para limpiar las ventanas y dejarlas impecables

Los vidrios de las ventanas acumulan mucha suciedad, con el pasar de los días. Aprende a limpiarlos fácilmente.

Napsix

Las ventanas son una de las piezas fundamentales de los hogares, con las que dejamos entrar luz a cada rincón y con las que podemos ver al exterior. Si hablamos de su limpieza, parece ser difícil no dejar rastros de agua o de suciedad en ellas. Sin embargo, hay algunos trucos perfectos para dejarlas impecables.

Es cierto que, cuando se limpian las ventanas, ya sean las de la cocina, comedor o de las habitaciones, suelen quedar restos de suciedad. Si es así, es posible que no estemos recurriendo al método adecuado de limpieza. Por eso, traemos el truco fundamental para ello. 

Cómo limpiar bien los vidrios de la ventana

Para limpiar los vidrios de las ventanas, de manera que se vean relucientes, lo mejor es buscar un limpiavidrios industrial. Otra buena idea es utilizar un paño de microfibra, o los filtros de café. El sitio El Mueble recomienda utilizar los últimos ya que no rayan los cristales y permiten limpiar de forma eficaz las ventanas

  • Vinagre: 

En cuanto al limpiador, hay uno casero que es muy útil a la hora de limpiar los vidrios. Se trata del vinagre blanco. Al mezclarlo con tres partes de agua caliente, se convierte en el limpiador ideal. Si no quieres que tu ventana huela demasiado a vinagre, puedes echar un poco de limón. Una forma sencilla y útil de utilizar la mezcla, es usar un spray y pulverizar las ventanas, para luego pasar el paño de microfibra y secar.

  • Vinagre, agua destilada y aceite esencial:

Otra de las opciones para hacer un limpiador de vidrios casero es hacer una mezcla de agua destilada, vinagre y unas gotas del aceite esencial que más te guste. Este limpiador casero es muy fácil de hacer, y además, aportará un suave aroma al hogar. Para hacerlo, es recomendable que mezcles 2 tazas de agua destilada, ½ taza de vinagre blanco y 10 gotas del aceite esencial que prefieras.

  • Vinagre y jabón líquido

El jabón líquido es otro limpiador ultra eficaz, mucho más a la hora de eliminar la suciedad de los vidrios. Para recurrir a él podemos mezclarlo con vinagre blanco y agua caliente. Se trata de una mezcla rápida de hacer y, lo mejor de todo, económica. Para realizar este limpiador casero necesitas 2 tazas de agua caliente, ½ taza de vinagre blanco y unas gotas de jabón líquido.

En cualquiera de los casos, puedes poner la mezcla en un spray para pulverizar el vidrio de la ventana que necesita limpieza. Luego, puedes secar con el trapo de microfibra o, con el limpiavidrios. En el último caso, recurre al método “S”, es decir, posiciona el artículo de limpieza en una esquina, de forma vertical, para después llevarlo al otro extremo y bajar hasta formar una “s”. Así no quedarán manchas de los restos de jabón o de agua.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?