Gardenia o Jazmín del Cabo: por qué se le caen las flores a esta bella planta y cómo solucionarlo

Gardenia o Jazmín del Cabo: por qué se le caen las flores a esta bella planta y cómo solucionarlo

Las gardenias tienen las flores más bellas flores blancas, escondidas en medio del brillante follaje de hojas perennes. Su cuidado es fundamental para verlas florecer de la mejor manera.

Napsix

Las gardenias son una de las plantas más adoradas en los jardines gracias al dulce aroma que desprenden sus flores, y la belleza que irradia el capullo de color blanco cremoso, rodeado de un abundante follaje de hojas perennes. Esta hermosa planta no es más que un arbusto, también conocido como jazmín del Cabo o jazmín de la India, perteneciente a la familia de las rubiáceas originarias de China que tiene más de 200 especies descritas. 

La gardenia, científicamente llamada gardenia jasminoides, suele tener algunos problemas a la hora de mantenerse saludable en el jardín. A pesar de todas sus atractivas cualidades, muchos jardineros advierten que en ocasiones las flores se caen de la planta o, inclusive, ni siquiera florece como era esperado. Las causas pueden ser variadas, pero sin dudas, tienen solución. 

Por qué se caen las flores de la gardenia

Según el sitio especializado Cosas del Jardín, las flores de las gardenias se pueden caer por dos razones principales. La primera puede ser el cambio de ubicación, puesto que son plantas extremadamente sensibles a ser movidas o incluso tocadas. Por esto es que se recomienda mantenerlas en un único lugar, moviéndolas lo menos posible. 

La segunda causa posible es la del riego inadecuado. A las gardenias les gusta mantenerse húmedas todo el tiempo. Por el lado contrario, si se secan demasiado, su respuesta natural será dejar caer sus pimpollos y flores. El riego insuficiente, así como el aire excesivamente seco, hace que sus capullos se pudran y, en consecuencia, se caigan. Por esto es fundamental mantener el suelo húmedo cada hora del día.

Cómo prevenir que se caigan las flores de la gardenia

Para prevenir que las flores de la gardenia se caigan, debes prestar atención a cada uno de los cuidados fundamentales de esta planta. En principio, sus flores necesitan mucha luz, preferiblemente de forma indirecta, ya que se pueden secar con la luz solar directa. Por otro lado, como habíamos afirmado antes, las gardenias tienen que estar húmedas siempre, pero nunca empapadas.

La temperatura perfecta para tener gardenias debe oscilar entre los 16 y 18° C en las noches, y aproximadamente diez grados más durante el día. Procura mantenerlas alejadas de las corrientes de aire.

En cuanto al fertilizante, una dosis mensual será suficiente para un correcto aporte de nutrientes. Además, las gardenias se pueden podar para darles forma después de que la época de floración haya terminado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?