Esta es la mejor mascota para los niños, según expertos

Esta es la mejor mascota para los niños, según expertos

Los niños crecen jugando y aprendiendo con los estímulos de su entorno. Durante esa etapa, es muy importante que cuenten con la compañía de algunas mascotas para experimentar juegos, cariño y apego. Conoce cuál es la mejor mascota para los niños, según expertos.

Napsix

Tener una mascota tiene innumerables beneficios para la vida de una persona, mucho más si están presentes desde la niñez. Son muchos los niños que desean y piden tener una mascota que les resulta agradable y tierna, lo cual es muy importante para su desarrollo y crecimiento. Diversos estudios indican que cuando los niños crecen en hogares donde hay mascotas son capaces de desarrollar de forma más estable y compleja la empatía, la resiliencia y el respeto por el medio ambiente. Los niños pueden experimentar así sus primeros acercamientos a la responsabilidad del cuidado.

Algunos estudios demuestran que una mascota estimula los sentidos del niño, mejora su estado de ánimo y desarrolla la integración social. Por lo general, los niños que tienen mascotas son más sociables y relacionarse con otro ser vivo les ayuda a desarrollar su capacidad de intuición. Por todo esto es que nos preguntamos, ¿cuál es la mejor mascota para un niño? 

Las mascotas ideales para un niño

1. Perros:

Los perros y los niños, sin duda, tienen una conexión especial. Son animales sociables que buscan la compañía humana, por lo que son muy buenos compañeros de los niños. No obstante, a la hora de elegir un perro para un niño es mejor que sea uno de raza grande. Esto porque los niños tratan de levantar en brazos a sus mascotas, lo que puede generar situaciones de estrés para las razas pequeñas. En cambio, con el perro grande ideal los niños pueden sacarlos a pasear, cepillarlos, jugar con ellos, ponerles la comida, por ejemplo.

2. Hámsters:

Los hámsters, como también los conejillos de indias, son animales muy divertidos, activos y fáciles de cuidar. Los niños están atentos a estas mascotas al observarlas en su jaulita y jugar con ellos sin necesidad de tener grandes espacios y sin el peligro a un arañazo o ladrido. Los hámsters no transmiten miedo, sino ternura y curiosidad. 

El único problema de los pequeños roedores es su corta esperanza de vida, entre 2 y 3 años, lo que hace que una vez que el niño se acostumbra plenamente a vivir con él, el hámster puede despedirse. 

3. Conejos:

El sitio Hola afirma que  criar a un conejo es una excelente opción para inculcar al niño jugar con su mascota con respeto, atendiendo a su espacio propio y a no presionar más de lo debido. Esto porque los conejos son mascotas tiernas pero un poco más reacias; no aceptarán apretones sin quejarse.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?