Increíble

Restauran la limusina más larga del mundo, con helipuerto y piscina

El récord Guinness para el auto más largo del mundo lo ostenta una limusina verdaderamente increíble. Súper lujosa, pero poco práctica. Estas son sus características.

Napsix lunes, 21 de marzo de 2022 · 13:03 hs
Restauran la limusina más larga del mundo, con helipuerto y piscina
La limusina American Dream no puede ser conducida por caminos normales. Foto: Libro Guinness de los Récords

Exuda lujo y glamour, pero también tiene sus problemas. The American Dream, la limusina más larga del mundo, fue restaurada casi en su totalidad, y recuperó parte de su antigua gloria. Su creación fue un prodigio de la ingeniería automotriz, y su restauración, que se volvió viral, requirió de incontables horas de trabajo.

The American Dream fue pensada como la limusina más larga desde el primer momento. El encargado de su creación fue Jay Ohrberg, un reconocido modificador de autos de Hollywood, que estuvo detrás de algunos vehículos icónicos como Kitt, "el auto fantástico", y el DeLorean que transportó a Doc y a Marty a través del tiempo en la saga Volver al futuro.

Los días de gloria del auto XL parecían haber quedado en el pasado. Luego de la emoción inicial, el interés por la limusina de 30 metros cayó, y eventualmente quedó abandonada y olvidada. Los primeros en intentar restaurarla fueron los responsables del Autuseum de Mienola, Nueva York en 2013, pero el trabajo fue demasiado para ellos. Algunos años después, en el 2019 se unieron con el museo automovilístico Dezerland Park, en Florida.

Luego de tres años de trabajo, The American Dream funciona, y si bien no regresó a toda su gloria inicial, falta muy poco para que lo consiga. El trabajo de restauración, explica Michael Dezer, fue monumental. A los seis Cadillacs El Dorado que se utilizaron para crear la limusina se le sumaron tres más para repararla. Según explicó a la organización Guinness World Records, tuvieron que remover una cantidad considerable de óxido, reemplazar los motores del auto y metros de cuero y vinilo del interior.

En la parte técnica, la renovación fue un éxito. Como evidencian las imágenes, The American Dream es funcional, aunque con las limitaciones propias de un vehículo de su tamaño. La limusina originalmente tenía un sistema que le permitía doblar, ya que estaba dividida en el medio. La renovación parece haber afectado esta función, por lo que es prácticamente imposible manejarla en un camino normal.

En el interior todavía queda mucho trabajo por hacer. A pesar de que la cabina y la primera sección están remodeladas, el resto del extensísimo espacio está vacío. Según explicó Dezer, depende del futuro dueño decidir qué completará el vehículo, que, por lo pronto, mantuvo su récord como la limusina más larga del mundo.

Archivado en