Imperdible: este sencillo test te indicará si le tienes fobia a tu suegra

Imperdible: este sencillo test te indicará si le tienes fobia a tu suegra

En el imaginario popular la madre de la pareja tiene un lugar poco agraciado. Y hasta existe una definición para esta fobia. Cuáles son los síntomas

Napsix

Aracnofobia es el miedo extremo a las arañas. La claustrofobia es la imposibilidad de permanecer en lugares cerrados. La agorafobia es todo lo contrario: es el temor irracional a los espacios abiertos. La talasofobia se define como un miedo extremo al mar. La filofobia se caracteriza por el trastorno de ansiedad que provoca el temor a mantener una relación estable. Y por si no lo sabías, también existe la fobia a las suegras: la penterafobia. Este término asocia las palabras griegas “penthera”, que significa suegra y “phobos”, que viene a significar odio o miedo.

La relación con la madre de la pareja puede ser armoniosa o tortuosa. Y en algunos casos la mala relación puede escalar a niveles patológicos, investigados por la ciencia médica. Es que como toda fobia incluye un miedo irracional, el particular vínculo con las suegras puede despertar las peores señales y los peores malestares.

Una investigación transdisciplinaria, que unió a psicólogos y médicos clínicos, reveló que esta fobia a las suegras puede ocasionar nerviosismo, ansiedad, rechazo o aversión. Esto puede darse tanto en ocasiones de un encuentro real como en la previa o la mera posibilidad de una reunión que involucre a la madre de nuestra pareja.

Penterafobia es el miedo extremo a la suegra

Síntomas

Por ello, existe un test que pregunta sobre las sensaciones que te produce tu suegra. Si padecés un  miedo excesivo y persistente hacia tu suegra, si atravesás cuadros de ansiedad o pánico, o si por todos los medios tras de eludir el contacto con la madre de tu pareja, es claro que entrás en la categoría de penterafóbico/a.

La penterafobia está estrechamente vinculada a otros trastornos similares: la socerafobia (miedo a los suegros en su conjunto), la vitricofobia (miedo al padrasto) y la novercafobia (miedo a la madrastra).

Si te produce miedo extremo es que sos fóbico/a a tu suegra

Alguno de los síntomas más comunes en la fobia a las suegras son: Nauseas y vómitos, mareos, incomodidad, temblores, falta de aliento, respiración y ritmo cardíaco acelerado e irregular, sudoración excesiva, sequedad de boca, incapacidad de articular palabra, gritos y llantos, descontrol sobre uno mismo, ataques de pánico, ansiedad extrema.

Está claro que estas características pueden presentarse por separado, en coincidencia con otras o, en el peor de los casos, todas juntas. De acuerdo a la corriente médica que analiza este tipo de fobia, este mal puede provenir o recrear episodios anteriores de vínculos maltrechos que son la base fértil para padecer esta afección. 

En este sentido, se cree que las fobias surgen a raíz de eventos traumáticos en la infancia. En el caso particular que tratamos, la penterafobia puede deberse a la mala experiencia de uno de sus progenitores con su suegra, que es a su vez la abuela del afectado. 

Cómo superar la fobia

Las recomendaciones médicas para superar estos males hablan de la necesidad de iniciar una psicoterapia breve, que puede hacer foco en el psicoanálisis, la hipnosis, en la liberación de emociones negativas, en la recreación del trauma.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?