Sin mantequilla, disfruta de un delicioso budín de mora

Sin mantequilla, disfruta de un delicioso budín de mora

Aprende un fantástico budín para acompañar tus mejores momentos del día, ya sea desayuno, merienda o la hora del té.

Napsix

Las moras, al igual que los arándanos, son frutos rojos que se utilizan con gran frecuencia en repostería y panificados. Son muy fáciles de usar y su sabor es muy parecido a las frambuesas, nada más que en vez de tener un característico color rojo aportan un muy bonito tono violeta. Hoy podrás aprender a utilizarlas en una receta súper fácil de budín.

Para la receta de hoy no utilizaremos mantequilla ya que eso hará que nuestro budín sea más liviano y no se apelmace tanto. Sin embargo, es necesario que de alguna manera mantengamos la humedad de nuestra preparación y por eso utilizaremos aceite neutro para nuestra receta. No pierdas más tiempo y aprende cómo prepararla.

Budín
Ph: Archivo

Ingredientes:

  • 60 gramos de moras
  •  1 huevo
  •  1½ tazas de harina 0000
  •  ? taza de aceite neutro (girasol o soja)
  •  ? taza de azúcar (66 gramos)
  •  1 taza de leche (240 mililitros)
  •  1 cucharadita de esencia de vainilla
  •  1 cucharada postre de polvo para hornear
  •  ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio
  •  1 pizca de sal
Budín
Ph: Archivo

Procedimiento:

Para empezar con la receta de budín de moras sin manteca, primero enciende el horno para precalentarlo a 180 °C. A continuación, unta con aceite y enharina el molde. 

Coloca el huevo, el aceite, la leche, la esencia de vainilla y el azúcar en el bol de la batidora. Bate unos minutos para disolver el azúcar e integrar los ingredientes.

Tamiza la harina con el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y la sal. Agrega la mitad de esta mezcla en el bol y bate nuevamente. Cuando se hayan integrado los ingredientes, incorpora el resto de la harina y vuelve a mezclar hasta que notes que no quedan grumos y que se forma una mezcla homogénea. La consistencia debe ser un poco más espesa que la masa de panqueques. Si necesitas corregir la consistencia, puedes agregar un poco más de líquido (leche o agua) o harina según corresponda.

Lava las moras y sécalas perfectamente. Luego, incorpóralas a la preparación realizando movimientos envolventes con una espátula.

Vierte la preparación en el molde y cocínalo en horno precalentado a 180 °C durante 25-30 minutos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?