Crianza: cómo anunciar la llegada de un hermanito y qué reacciones esperar

Crianza: cómo anunciar la llegada de un hermanito y qué reacciones esperar

La llegada de un hermanito es un momento complejo de la crianza y la dinámica familiar.

Napsix

Cuando una pareja decide agrandar su familia y concebir otro hijo surgen varios interrogantes, además de los ligados con el dinero, el espacio y dudas propias del embarazo, también se suma el impacto que la llegada de un hermanito o hermanita provocará en el resto de los hijos.

Las consecuencias emocionales serán difíciles de controlar, pero parte de la crianza es acompañar y enseñar a los pequeños a saber cómo lidiar con ellas. También es importante no incorporar nuevas causas de estrés, como dejar los pañales o mudanzas ya que esto podría exacerbar las conductas negativas.

shutterstock

Para poder enfrentar este momento con un grado mayor de éxito, UNICEF ha elaborado una guía para padres y madres con algunos consejos que pueden resultar útiles.

Cómo enfrentar la llegada de un hermanito

Primero debemos ser conscientes de que la dinámica establecida en la familia será modificada y que el nuevo integrante requerirá de una mayor atención. Esto hará que los niños puedan sentir que su madre, padre o cuidador ha dejado de dedicarle tiempo.

Para evitar estos sentimientos, se recomienda incluir al resto de los hijos en las preparaciones para recibir al nuevo integrante. Hacerlo parte de este proceso haciéndole sentir que su colaboración es imprescindible y valiosa.

shutterstock

Otro punto importante es mantenerlos informados acerca de los cambios y situaciones que puedan surgir. Por ejemplo, la ausencia de sus padres durante el nacimiento o la idea de compartir una habitación.

Enseñarles a comprender al bebé. Cuando el nuevo integrante llega a casa, puede que su fragilidad no sea muy atractiva para sus hermanos. Durante ese periodo es fundamental guiarlos para que puedan comprender las señales y conocer mejor al recién nacido.  

No incrementar sus tareas o convertirlos en cuidadores. Es una realidad que la crianza de un recién nacido es compleja y las familias pueden requerir de ayuda extra. Sin embargo, es mejor que este tipo de actividades no se las encarguemos a los hermanos cuando ellos aún son pequeños.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?