Toma nota: tres consejos infaltables para limpiar los cojines

Toma nota: tres consejos infaltables para limpiar los cojines

Este objeto de decoración puede acumular mucha suciedad. Sin embargo, puedes dejarlos impecables con unos pocos pasos.

Napsix

Napsix

Los cojines son un objeto de decoración infaltable en el hogar. No solo aportan delicadeza, sino que también son cómodos para descansar en el sillón o en la cama. Sin embargo, a veces no se le dan los cuidados correctos o la limpieza que requieren. De esta manera, se puede acumular en ellos polvo y otras suciedades que atentan contra la salud y la higiene.

Existen diferentes tipos de almohadas, con diversas formas, colores, texturas y rellenos. Por lo tanto, el lavado de cada uno de ellos depende de estas características. Asimismo, existen algunos consejos generales que son fundamentales al momento de limpiar los cojines y dejarlos impecables.

Existen diferentes tipos de cojines
Fuente: Pexels

Separa la funda y el relleno

Una de las principales recomendaciones al momento de limpiar los cojines es que separes sus partes. En tal sentido, cada vez que vayas a limpiar los almohadones quita la funda y el relleno y elige asearlos por separado, puesto que sus características son diferentes y, por lo tanto, necesitan diversos cuidados.

Cuida la tela

Un error que se comete comúnmente al limpiar los cojines es ponerlos en la lavadora junto a otras prendas. Esto no es para nada recomendado, ya que cada tejido requiere un proceso particular. Por eso, el consejo es que mires en la etiqueta del almohadón cuál es el tipo de lavado adecuado para tus cojines. Generalmente, lo ideal es colocarlos en el lavarropas en un programa con agua tibia o suave y jabón apto para ropa delicada y luego secar a la sombra.

Cuida la tela de tus cojines
Fuente: Pexels

Lava el relleno de los cojines

Por otra parte, una vez que hayas limpiado la funda de los cojines, continúa por el relleno. Para hacerlo, puedes usar el mismo lavado de la lavadora antes mencionado, sin olvidar chequear que el almohadón no tenga ninguna parte descocida por donde pueda escaparse el relleno.

En el caso de que este sea sintético, entonces es mejor que lo limpies a mano. Para ello debes llenar un cubo con agua y un poco de amoníaco, sumergir allí el relleno y dejarlo reposar por 30 minutos. Una vez pasado ese tiempo, retira el cojín y déjalo secar a la sombra en posición horizontal para que el peso del agua no lo deforme.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?