La hora maldita: qué significa despertar cada noche a las 3.33

La hora maldita: qué significa despertar cada noche a las 3.33

Padecer de insomnio ya es en sí todo un problema. Pero, qué ocurre si encima abrimos los ojos cada noche a la misma hora.

Napsix

Napsix

Calor, ganas de ir al baño, algún ruido o simplemente una incomodidad. Cualquiera de estas –y otras tantas- razones pueden provocar que te despiertes en medio de la noche. El mayor problema llega cuando chequeas la hora y son las 3.33 de la mañana. Esta curiosidad probablemente te haga sugestionar, arruinando por completo tu momento de descanso y, seguramente, la mañana siguiente ya que te encontrarás cansado y de mal humor por el insomnio que no tendrás ganas de llevar adelante la rutina.

Pero tranquilo. Despertar durante la madrugada a una misma hora cada noche es bastante más usual de lo que piensas. Aunque no se trata de un hecho que este ajeno de inconvenientes. Este tipo de eventos se encuentran dentro de lo que se denominan trastornos del sueño y, cuando se vuelven habituales, es importante que consultes con un médico para hallar las causas y un tratamiento adecuando.

Foto: Getty

La hora maldita

Los amantes de lo paranormal insisten en que las 3.33 es una hora maldita. Incluso han llegado a denominarla “La hora de los muertos” o “El tiempo del diablo”. Según aseguran, han podido encontrar casos de personas que han llegado a experimentar “parálisis del sueño” cuando han abierto los ojos de forma súbita a esa hora.

Lo cierto, es que no hay ninguna evidencia científica que respalde estas afirmaciones. Sin embargo, lo que sí se conoce es que el proceso del sueño está muy influenciado por los hábitos. Por lo tanto, si una persona se va a dormir siempre a la misma hora, sus ciclos de sueño provocarán que las diferentes etapas se encuadren en horas específicas.

Foto: Pinterest

A esto se le debe sumar que, durante determinadas fases del ciclo del sueño, el organismo se ocupa de realizar funciones de mantenimiento y recuperación. Para hacerlo, reasigna recursos energéticos y esto provoca que seamos más vulnerables a determinados desafíos infecciosos.

A pesar de que aún no existe una opinión unificada en la comunidad científica sobre este hecho, algunos estudios han abierto la puerta a la posibilidad de que esta sea la razón por la cual se producen más muertes durante la madrugada.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?