Enfrenta el siguiente test visual que muy pocos pueden superar sin ser engañados por la ilusión óptica de Müller-Lyer

Enfrenta el siguiente test visual que muy pocos pueden superar sin ser engañados por la ilusión óptica de Müller-Lyer

En el siguiente test visual veremos en qué consiste esta curiosa ilusión óptica descrita por Franz Carl Müller-Lyer, agudiza tus sentidos y expresa lo que ves.

Napsix

Napsix

Esta ilusión óptica recibe el nombre en honor al psiquiatra y sociólogo alemán, Franz Carl Müller-Lyer, quien publicó hasta 15 versiones de este trabajo en una conocida revista alemana. El siguiente test visual que incluye ilusión óptica y que engañan a nuestro sistema de percepción visual, haciéndonos creer que vemos una realidad que no es lo que parece. La ilusión de Müller-Lyer es una de las ilusiones ópticas más conocidas y estudiadas, y ha servido para que los científicos pongan a prueba numerosas hipótesis sobre el funcionamiento de la percepción humana.

El siguiente test visual de ilusión óptica geométrica consiste en un conjunto de líneas que terminan en puntas de flecha. La orientación de las puntas de cada flecha determina el modo en que percibimos con precisión el largo de las líneas.

Tal como ocurre en este test visual la ilusión óptica de Müller-Lyer ha servido para que los neurocientíficos puedan estudiar el funcionamiento del cerebro y el sistema visual, así como el modo en que percibimos e interpretamos las imágenes y los estímulos visuales.

Imagen: Ilusión óptica de Müller-Lyer

En el mundo tridimensional, que es en el que vivimos, a menudo tendemos a usar ángulos para estimar la profundidad y la distancia. Nuestro cerebro está acostumbrado a percibir estos ángulos como esquinas más cercanas o más lejanas, a mayor o menor distancia. Esta información también es utilizada para que nuestra mente emita juicios sobre el tamaño, y de esto se sirve precisamente este test visual.

Test visual de Müller-Lyer: resultado

Una de las versiones más conocidas de este test visual es la que consta de de dos líneas paralelas: una de ellas termina en flechas que apuntan hacia adentro, y la otra termina con flechas que apuntan hacia afuera; precisamente es por esta diferencia en la percepción que funciona la ilusión óptica como tal. Al observar las dos líneas, la que contiene las flechas apuntando hacia afuera se percibe significativamente más larga que la otra.

Imagen: Biotech Magazine & News

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?