Increíble: 3 ejercicios para calmar el dolor de cintura

Increíble: 3 ejercicios para calmar el dolor de cintura

Si te sientes incómodo o adolorido, entonces puedes llevar adelante estos 3 ejercicios que te harán sentir mejor

Napsix

Napsix

Una mala postura puede ser el desencadenante de un dolor de espalda que te acompañe todo el día y te impida descansar como corresponde. Incluso, una mala fuerza puede provocar molestias en la cintura. Una vez que esto sucede, puedes realizar algunos ejercicios con los que podrás relajar esta parte del cuerpo

El sedentarismo tiene consecuencias a corto y largo plazo. La falta de ejercicio es realmente negativa para tu salud, puesto que te hace más proclive a contraer enfermedades, mientras que la practica de actividad física mejora tus músculos, huesos y el autoestima, entre otros.

Pero además, la falta de ejercicio provoca dolores físicos a corto plazo. Por esto, largas horas de oficina sin movilizarte, puedes provocar molestias en la zona lumbar. Para ello, puedes llevar adelante algunos movimientos muy sencillos que te ayudarán a relajar la espalda y la cintura.

Algunas posturas de yoga pueden ayudarte a relajar la cintura
Fuente: Pexels
  • Puentes: un buen ejercicio para relajar la cintura son los puentes. Para hacerlos, debes tumbarte boca arriba en el piso. Pon las manos a los costados del cuerpo, apoya tus pies sobre el suelo y desde allí activa el abdomen y levanta la pelvis. Baja y repite.
  • Cobra: otro movimiento que puedes hacer es una clásica postura de yoga. Para ello, ponte boca abajo, lleva las manos a los costados del torso y eleva el tronco levemente. Sentirás cómo el cuerpo se estira y las vértebras vuelven a su lugar.
Un buen ejercicio para la cintura es la postura de cobra
Fuente: Pexels
  • Postura del gato: finalmente, relaja la cintura con la postura del gato. Este ejercicio es también muy sencillo y consiste en apoyarte en cuadrupedia. Esto es, sobre manos y rodillas. Desde allí, arquea la columna hacia abajo y luego hacia arriba. Acompaña los movimientos con el cuello y cuida de no forzar los ejercicios, puesto que podría provocarte daños a largo plazo.

Recuerda realizarte chequeos médicos siempre antes de comenzar a hacer ejercicio físico o rutinas de fuerza. Asimismo consultar con un profesional que supervise tu rutina y haga seguimiento de la misma.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?