En segundos: 3 técnicas para quitar manchas de té y café de tu vajilla

En segundos: 3 técnicas para quitar manchas de té y café de tu vajilla

Si últimamente ves que las tazas siguen manteniendo esas manchas oscuras y no logras quitarlas con nada, entonces toma estos consejos

Napsix

Napsix

Las manchas de o café pueden hacer que nuestra vajilla tome un aspecto desagradable. Es que la acidez y las características de estas bebidas provocan que se vaya acumulando suciedad especialmente en las tazas que usamos para el desayuno. haciendo que estas tomen mal aspecto. Sin embargo, existen tres sencillos, rápidos y económicos métodos que puedes poner en práctica para limpiar y acabar con esa suciedad.

No importa cuál sea el color de tu vajilla ni cuánto tiempo tenga, de seguro es proclive a adoptar unas manchas que son características del y del café y que sin importar cuánto refriegues con lavaplatos, estas no salen. De hecho, tampoco quedan del todo bien cuando las colocas en el lavavajillas.

Para limpiar las manchas de té o café necesitas algunos elementos que de seguro tienes en casa
Fuente: Pixabay

Por eso, se vuelve imprescindible tomar cartas en el asunto y hacer una limpieza profunda. Sin embargo, esta no requiere de nada extraordinario. Ni productos caros ni procedimientos de largas horas. Solo basta tener a mano algunos elementos que de seguro tienes en casa y ponerte manos a la obra para limpiar de forma definitiva las manchas de .

El aliado de siempre: bicarbonato

Un elemento que siempre funciona a la hora de limpiar es el bicarbonato de sodio. Es que por sus características este puede alcanzar las manchas más profundas. Para quitar la suciedad de tu vajilla usando este método debes higienizar tus tazas de la forma en que lo haces siempre, pero antes de secar echa una cucharadita de bicarbonato y un poco de agua caliente hasta que se forme una pasta. 

Una vez que esta se haya formado, refriega con una esponja sobre las manchas más difíciles. Pronto verás como estas desaparecen. Finalmente enjuaga con agua y seca.

Mezclar sal y jugo de limón puede ayudarte a quitar manchas profundas
Fuente: Pixabay

No solo sirve para la comida: sal

La sal de mesa que es comúnmente utilizada para darle más sabor a las comidas también puede ayudarnos a quitar las manchas difíciles. Para limpiar con ella solo debes frotar las manchas con un poco de sal humedecida con agua caliente o limón y luego enjuagar con agua tibia.

Un clásico: vinagre y limón

El vinagre es un gran aliado en la limpieza hogareña y es una gran idea utilizarlo para remover las manchas de nuestra vajilla. Para ello, debes mezclar una cucharada de vinagre blanco con el jugo de medio limón. Deja reposar por algunos minutos y luego remueve la preparación con abundante agua.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?