Infalible: cinco consejos para cultivar manzanilla en casa

Infalible: cinco consejos para cultivar manzanilla en casa

Si tienes una planta de manzanilla o quieres comenzar a cultivarla y quieres que crezca fuerte, no dejes pasar estos consejos. Con estos cinco tips podrás verla hermosa

Napsix

Napsix

La manzanilla es una de las plantas más fáciles de cultivar. Si la tienes en tu huerta o jardín, sabrás que es así. Si no tienes todavía una de estas, puedes comenzar ahora mismo. Incluso, es una gran idea para quienes recién se embarcan en la jardinería, pues es bastante rústica y resulta sencillo su cultivo.

Además de decorar el jardín, la manzanilla es muy elegida por sus propiedades medicinales. Comúnmente se la ha usado para las náuseas, afecciones en la piel o para tratar el asma. También conocida como camomila, se utiliza para hacer infusiones. Pero además, se usa para la elaboración de cosméticos, perfumes y hasta productos para el cuidado del cabello.

Si bien es originaria de Europa Occidental, es común que se cultive en numerosos países y crece muy bien en algunos lugares de Latinoamérica, como Argentina, Chile o Ecuador, entre otros y en los Estados Unidos. 

La manzanilla es muy utilizada en infusiones
Fuente: Pixabay

En cuanto a la planta en sí misma, puede crecer hasta 40 centímetros de altura y se observa que tiene tallos densos. En el verano la manzanilla florece. Estas son fácilmente identificables, son de color blanco y tienen un botón de color amarillo bien notorio, destacando por su belleza.

Si lo que deseas es cultivarla en tu jardín, puedes comenzar comprando una planta o bien sembrándola tu mismo. Si esta última es tu opción principal, entonces lo que debes hacer es ubicar las semillas por debajo de la tierra a una profundidad que duplique o triplique su tamaño. Riégala suavemente y en dos semanas comenzarás a ver sus brotes.

En el caso de que ya tengas una de estas plantas en tu huerta, entonces aquí te brindamos cinco tips para que las puedas cultivar de la manera más efectiva:

  • Cuida la temperatura del ambiente: ten en cuenta que esta es una planta que prefiere el clima templado. Así que ubícala en el exterior, en algún lugar de tu jardín donde quede protegido de las heladas del invierno.
  • Prefiere pleno sol: además, trata de que tu manzanilla quede bien expuesta al sol. Si esto no es posible, elige un lugar donde tenga el mayor tiempo posible debajo de la luz solar.
Cuida la temperatura del ambiente para que crezca bien
Fuente: Pixabay
  • Controla el riego: no te pases en la cantidad de agua. Es que esta especie aguanta mejor la sequía que el exceso de agua. Así que mejor ponla cerca de otras especies de tu jardín que requieran escasa humedad.
  • Mira de cerca el sustrato: si bien no requiere tierra especialmente rica en materia orgánica, cuida de que tenga las suficientes propiedades como para que crezca bien. Al cultivar manzanilla puedes echarle algo de compost para que le dé vigor a la planta.
  • Usa macetas profundas: si la ubicarás en una maceta, entonces busca que estas tengan de 20 a 30 centímetros de profundidad.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?