Quita el sarro y deja tu grifería como nueva con este ingrediente

Quita el sarro y deja tu grifería como nueva con este ingrediente

Si ves que el brillo ya se ha ido de tu baño y de tu cocina, no te preocupes. Aquí te enseñaremos cómo hacer para quitarles el sarro y que vuelvan a brillar

Napsix

Napsix

Intentar sacar el sarro de pequeñas superficies es todo un desafío y en muchas ocasiones, una frustración. Es que al no conseguir los resultados esperados, puedes sentir que realmente no vale la pena tanto esfuerzo. Ese malestar quedará atrás con este consejo que de ahora en más guardarás como tesoro y con el cual podrás limpiar tu grifería y dejarla como recién comprada.

Si te ha sucedido que a pesar de fregar demasiado no alcanzas a sacar el sarro de las canillas o la ducha de tu casa. O que aunque hayas comprado productos especializados para ello, la grifería sigue sin brillar, no te preocupes. Hay un truco muy sencillo para dejarla como nueva sin corroerla ni dañarla.

La humedad puede ser una amenaza para canillas, duchas y otras tantas partes del hogar. Como consecuencia de la misma se producen hongos y sarro, quitando belleza a nuestro hogar y además, haciendo que parezcan añosas, descuidadas y sobre todo, sucias

El sarro quita belleza a nuestro hogar

Antes de comenzar debes saber que no todos los materiales resisten productos de limpieza industriales. Por eso debes recurrir a aquellos ingredientes que no provoquen desgaste en nuestra grifería. De hacerlo, podría no haber vuelta atrás y dejar consecuencias irreversibles. 

Para comenzar, busca los materiales. Vas a necesitar vinagre de alcohol, algodón, un elástico, una bolsa hermética y un paño húmedo. El primer paso es humedecer el algodón con vinagre y colocarlo sobre la manija, el capuchón, el desagote y todas las pequeñas partes que deseamos higienizar. Mantenlo allí entre diez y quince minutos. Pasado ese tiempo, podría provocar daños.

Tras la limpieza pasa un paño húmedo

El procedimiento será similar con otras partes de la casa. En el caso de la flor de la ducha, puedes llenar una bolsa hermética con vinagre y colocarla de tal modo que quede bien mojada toda la superficie que deseamos limpiar. Átala con un elástico y deja actuar por 15 minutos. Verás cómo se desprenden las durezas y poco a poco recupera su brillo. Por último toma un paño levemente humedecido y pule con el mismo aquellas partes que acabamos de limpiar.

Este consejo te permitirá ver tu grifería como nueva por semanas. Puedes repetir el procedimiento una vez al mes o incluso realizarlo con más tiempo de diferencia. Para su mantenimiento elige repasar con una rejilla humedecida con lavandina y evita productos abrasivos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?