5 consejos para mejorar la circulación de tus piernas

5 consejos para mejorar la circulación de tus piernas

Padecer de una mala circulación en las piernas provocar dolores muy molestos. Estos consejos te ayudarán a evitarlo.

Napsix

Napsix

Existen diferentes causas que pueden hacer que nuestras piernas sufran de una mala circulación, el problema no termina allí ya que las consecuencias son realmente molestas. Dolor, hinchazón, hormigueo o pesadez son algunas de las sensaciones que se suelen padecer. Algunos consejos te pueden ayudar a aliviar este malestar. Conócelos.

Principales causas

Hay factores de riesgos que nos hacen más propensos a sufrir de una mala circulación en las piernas. Mantener hábitos no saludables como el tabaquismo, abuso de alcohol, mala alimentación o sedentarismo tienen una gran incidencia.

Estimular la circulación con masajes puede dar grandes beneficios. Foto: Salud 180

Este mal también puede deberse a factores hereditarios o dolencias más profundas como obesidad, presión arterial baja o estrés.

Consejos para mejorar la circulación en las piernas

La actividad física es una forma muy efectiva y rápida de mejorar esta situación. No hace falta que se realicen ejercicios intensos o se vaya a un gimnasio, con 30 minutos de caminata al día podrás notar un cambio muy positivo.

Estimular el drenaje linfático con masajes o ejercicios también es una buena práctica que te permitirá eliminar el exceso de líquido y aliviar la presión sobre las arterias.

Las pausas activas cuando pasas un largo periodo de tiempo inmóvil es una opción para las personas que trabajan en oficinas o estudian. Se trata de ejercicios muy sencillos que pueden hacerse sentados moviendo los pies, talones y dedos.

La ropa y el calzado son determinantes. Foto: Getty

La ropa que usas tiene una gran incidencia en este problema, aunque no lo creas los tejidos rígidos y apretados no colaboran en una correcta circulación. El calzado, por su parte, tiene un enorme impacto. Buscar zapatos cómodos que no opriman los pies y que tengan una suela plana es fundamental.

Como ya se indicó, mantener una dieta saludable es una forma de prevenir este malestar. Disminuir la sal, el azúcar y las grasas colaborará para mejorar tu estado. Además, puedes incentivar la circulación sanguínea con alimentos ricos en fibras y vitaminas B y C.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?