Consejos para aplicar correctamente la pintura antihumedad

Consejos para aplicar correctamente la pintura antihumedad

No actúes de forma precipitada aunque la humedad esté provocando grandes problemas estéticos en tu casa. Estos consejos te servirán para saber cómo y cuándo aplicar pinturas antihumedad.

Napsix

Napsix

Tener las paredes con manchas de humedad o repletas de moho nos puede provocar una gran angustia y hacernos tomar medidas precipitadas basadas en la necesidad de evitar las consecuencias estéticas de este problema. Es muy usual que se busque tapar el inconveniente o disimularlo colocando azulejos o utilizando pinturas antihumedad. Pero, esto no siempre es la mejor idea. Ten en cuenta estos consejos para conocer cómo y cuándo apelar a estos elementos.

La pintura descascarada, las manchas en las paredes y la formación de moho son una consecuencia, es decir, síntomas de un problema mayor que es la humedad. La prevención es la forma más efectiva y, probablemente, la menos costosa ya que, cuando el problema aparece no sólo deberemos hacernos cargo de las áreas estropeadas, sino que también deberemos afrontar remodelaciones más profundas.

No permitas que el agobio te lleve a tomar malas decisiones, aprende a combatir la humedad. Foto: Pinterest

Si se trata de prevenir, las pinturas antihumedad, anti moho o impermeabilizantes son una de las medidas que debemos tener en cuenta. Sobre todo, en lugares críticos como exteriores o áreas como el baño o la cocina.

Estas proporcionarán una capa aislante debido a que, generalmente, contienen silicona. Existe una gran variedad en el mercado de este tipo de sustancias y cada una está destinada a cumplir una función diferente según dónde se la vaya a aplicar.

Qué pasa cuando ya tenemos humedad

La humedad de tu hogar no desaparecerá si la escondes, incluso, esta puede ser la peor idea que tomes porque podría seguir desarrollándose y afectando cimientos, sistemas eléctricos u otros materiales.

Por eso, nunca es recomendable pintar cuando una pared o techo está afectado. Si el origen de esta situación es por la rotura de una tubería o por filtraciones debes procurar arreglarlas antes de intervenir los muros.

Trata correctamente las paredes que sufrieron la humedad antes de pintarlas. Foto: Mano a mano

Si la causa principal es la condensación por falta de ventilación, entonces incluye tomas de aire hacia el exterior o extractores que te ayuden a disminuir la humedad del ambiente.

Una vez solucionada la raíz de todos estos males, entonces podremos ocuparnos de lo estético y de aplicar medidas para prevenir futuros problemas. Pero antes es necesario tratar la superficie que sufrió las consecuencias de la humedad. Se debe quitar la pintura, limpiar y eliminar el moho por completo. Luego, se esperará a que esté completamente seca y, recién en este momento, proceder a pintar.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?