4 consejos para abandonar el consumo de gaseosas o refrescos

4 consejos para abandonar el consumo de gaseosas o refrescos

Dejar de consumir gaseosas o refrescos no es una tarea sencilla. En esta nota encontrarás algunos consejos útiles

Napsix

Napsix

Es muy usual que, durante una tarde calurosa de verano, deseemos con todas nuestras fuerzas tomar una gaseosa o refresco con mucho hielo. El problema ocurre cuando este tipo de bebidas tienen una gran presencia en nuestra vida diaria, ya que su gran contenido de azúcar provoca innumerables problemas a nuestra salud. Aunque creamos que es sencillo, abandonarlas puede ser una tarea muy complicada. 

Varios estudios alertan sobre el consumo ilimitado de las gaseosas, en ellos se las asocia con se asocia como una de las causas de la obesidad,? hipertensión, diabetes tipo II,? caries dentales, desnutrición y cálculos renales. Las alertas se incrementan cuando se trata de la población infantil debido a su escaso aporte de nutrientes de calidad y su gran contenido de azúcares. 

Sigue estos consejos para eliminar los refrescos de tu dieta de forma definitiva. Foto: Shutterstock

Cómo eliminar las gaseosas o refrescos de nuestra dieta

No es ninguna novedad de que el azúcar provoca dependencia y su consumo puede ser adictivo. Por lo tanto, eliminarlos por completo puede resultar igual de complicado que con otras adicciones. 

Para hacerlo con éxito, se pueden seguir una serie de consejos que nos ayudarán a no echarlas de menos.

1- Un paso a la vez. Los cambios bruscos están destinado al fracaso. Los especialistas concuerdan en que es mucho más adecuado comenzar a disminuir poco a poco el consumo hasta eliminarlo por completo. 

2- Ser consciente. Seguramente habrás escuchado alguna vez que la aceptación es el primer caso. En esta oportunidad, la situación no es diferente. Ser consciente de las cosas que consumimos y la medida en la que lo hacemos es fundamental, ya que así podemos romper la rutina. 

Varios estudios alertan sobre el consumo ilimitado de las gaseosas Foto: Pinterest

3- Elije una fecha. Si ya has tomado la decisión de quitar estas bebidas de tu vida y comenzaste con la disminución paulatina, es importante que esta etapa no se dilate demasiado. Marca en el calendario la fecha en la que ya no comprarás más gaseosas e intenta respetarlo. 

4- Busca sustitutos. Si extrañas la efervescencia o alguna de las otras características de estas bebidas, busca opciones saludables con las que reemplazarla. Pueden ser agua gasificada o jugos naturales. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?