Filtrado: detalles de la inolvidable noche de Luis Miguel y la princesa de Mónaco, hija de Grace Kelly

Filtrado: detalles de la inolvidable noche de Luis Miguel y la princesa de Mónaco, hija de Grace Kelly

El artista realizó un acto caballeroso al hacer justicia para Estefanía de Mónaco.

Napsix

Napsix

Luis Miguel, también conocido como “El Sol de México”, es un cantante y productor musical latino cuya fama se ha extendido hacia todo el mundo. El nombre de artista llegó tan lejos que en 1991 Luis Miguel logró salir con nada más y nada menos que la princesa de Mónaco e hija de Grace Kelly.

El cantante conoció a la Princesa Estefanía de Mónaco durante el “Festival Acapulco”. En ese momento Luis se encontraba en el auge de su carrera por lo que acceder a la hija de Grace Kelly no fue tan difícil para él. El festival era organizado por Televisa y el participar en él significaba tener fama internacional. Para ese entonces el artista era la estrella del momento  por lo que acaparó todas las miradas en el evento con su presentación.

No obstante Luis Miguel no solo atrajo la atención del público sino también de la bella y joven princesa de Mónaco. El artista es conocido por coquetear con todas las hermosas mujeres que se le presenten y la hija de Grace Kelly no sería la excepción. La princesa y el artista solo se llevaban 5 años de diferencia siendo Estefanía mayor que él por lo que formaban una pareja ideal.

La hija de Grace Kelly también era una talentosa artista así que ella misma subió al escenario a cantar canciones de su propio álbum el cual fue grabado en Los Ángeles. Uno de los hits musicales de la princesa sin dudas fue “Ouragan” el cual atrajo la atención de Luis Miguel. Fue así que cuando el cantante subió al escenario para colocar la medalla del festival a la princesa de Mónaco, el artista aprovechó para robarle un par de besos.

Imagen: La Nación

La hija de Grace Kelly  se tomó una las noches de fiesta en Acapulco, para divertirse en la discoteca más destacada del lugar la cual era “Baby 'O”. Increíblemente, a pesar de ser de la realeza, la princesa no fue admitida en el lugar debido a su mala elección de guardarropa. Cuando Luis Miguel se enteró de ello,  llamó al gerente del lugar para reprocharles que habían expulsado a nada más y nada menos que la Princesa de Mónaco. Fue así que la noche siguiente Estefanía de Mónaco logró ser aceptada en la discoteca pero esta vez de la mano del cantante.

Imagen: The Happening

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?