Humedad en paredes: qué hacer ante este problema

Humedad en paredes: qué hacer ante este problema

Padecer problemas de humedad en nuestro hogar es uno de los dolores de cabeza más grandes con los que tendremos que lidiar. Estos consejos te guiarán para encontrar una solución.

Napsix

Napsix

Los problemas de humedad en paredes, techos o pisos son considerados de los más complicados y costosos de solucionar. Además, de ellos pueden derivar otras dificultades tanto en la estructura como en la salud de quienes habitan la vivienda. En esta nota encontrarás algunos consejos para lidiar con ellos.

¿Sabías que hay distintos tipos de humedades? Si desconocías este dato, entonces es recomendable que sigas leyendo ya que es fundamental para iniciar el proceso de reparación. Según los expertos, se pueden establecer tres grandes categorías, cada una de ellas presenta diferentes síntomas y posibles soluciones.

Existen tres grandes categorías diferentes de humedad. Foto: Instagram

Tipos de humedad

Humedad por filtraciones: esta se presenta por problemas de aislamiento, roturas de caños o condiciones climáticas. Básicamente es cuando las paredes muestran manchas, moho o salitre debido al ingreso de agua del exterior. También se puede deber a que, una fuga de agua, afectando el interior de los muros.

Detectarla no te llevará mucho tiempo. Si una ventana o puerta no está bien sellada, los rastros se localizarán claramente en su proximidad. Lo mismo ocurrirá con juntas defectuosas o techos mal impermeabilizados.

Humedad por condensación: habitualmente esta se origina en baños o cocina, pero también puede notarse sus consecuencias en armarios y alacenas. Su principal característica es el moho.

La causa más usual es la escasa ventilación de los ambientes, aunque también puede deberse a un débil recubrimiento aislante en aberturas o paredes.

Humedad por capilaridad: este sí es un tema complejo ya que se debe a las características propias del terreno y la forma más fácil y efectiva de evitarla es con la prevención. Es decir, cuando se construye una vivienda hacer hincapié en que los cimientos y estructuras queden correctamente aislados es lo mejor.

La humedad puede afectar cualquier tipo de estructuras o materiales. Foto: iStock

Sin embargo, cuando adquirimos una casa de segunda mano o alquilamos esta opción ya no es posible por lo que solo nos quedará invertir en reformas.

Consejos para enfrentar la humedad

Utilizar materiales para esconder este problema no es recomendable. En lo inmediato podremos eludir las complicaciones estéticas y los malos olores, pero solo estaremos malgastando el dinero.

Pintar o colocar azulejos en paredes que sufren de humedad provocará que el tema continúe agravándose e, incluso, afecte las estructuras, cimientos o instalaciones eléctricas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?