Paredes con humedad: ¿es buena idea taparla con azulejos?

Paredes con humedad: ¿es buena idea taparla con azulejos?

Las paredes con humedad son uno de los dolores de cabeza más grandes que podemos tener en nuestro hogar. En esta nota te damos consejos sobre por qué no deberías ocultarla.

Napsix

Napsix

Tener problemas de humedad en una casa es una situación que a veces nos agobia e intentamos terminar con ella sin que esto termine con todos nuestros ahorros. Pero, muchas veces tomamos decisiones equivocadas que nos terminarán costando mucho más dinero de lo que pensamos, mientras que el inconveniente continúa ahí. Esto es lo que ocurre cuando se coloca azulejos sobre una pared que padece humedad. Estos consejos te ayudarán a saber por qué no debes hacerlo.

Cada vez que observamos las manchas de humedad, la pintura descascarada o el crecimiento de moho desearíamos que todo esto simplemente desaparezca y nos preocupa pensar cuánto deberemos invertir para que el tema tenga una solución definitiva. En ocasiones, la desesperación nos lleva a ir por los caminos menos adecuados queriendo esconder o disimular el conflicto sin ocuparnos de las causas.

Recubrir con azulejos la humedad será un gasto del que luego te arrepentirás. Foto: Murprotect

Apelar a revestimientos, azulejos o un simple cambio de pintura solo hará que malgastes tu plata e, incluso, puede llegar a agravar el problema.

Qué ocurre con la humedad cuando colocamos azulejos

Al colocar azulejos en una pared que sufre humedad inmediatamente tendrás un cambio estético positivo, el olor y el moho también habrán desaparecido y todo parecerá limpio y en condiciones. Sin embargo, debes saber que el problema se seguirá propagando en el interior de los muros de tu casa.

Este tipo de materiales impedirán que las paredes “respiren” de esta forma, el exceso de agua no podrá evaporarse y se concentrará corroyendo los cimientos e, incluso, las instalaciones eléctricas.

La humedad puede hacer que incluso las piezas de azulejos terminen precipitándose Foto: Limpiahumedad

La humedad, en tanto, seguirá su camino ascendente y, tarde o temprano, se hará notar por encima de la línea de revestimiento que se ha colocado. Así, la pintura nuevamente se estropeará y comenzará a descascararse, el moho volverá a desarrollarse y también las manchas de salitre.

El inconveniente mayor es que si, después de esta frustrante experiencia, decidimos finalmente actuar sobre las causas principales, deberemos gastar más dinero y romper los azulejos haciendo que todo el trabajo se encarezca aún más.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?