Cómo cultivar un cerezo en maceta

Cómo cultivar un cerezo en maceta

Disfrutar de un pequeño cerezo en tu balcón o jardín es posible si aprendes a cultivarlo en maceta. Admira sus delicadas flores y deléitate con sus frutos en casa.

Napsix

Napsix

Es difícil definirse y elegir si amamos a los cerezos por sus delicadas flores o sus dulces y deliciosas frutas. Si eres de los que alguna vez sonó con disfrutar de este árbol maravilloso, pero no tienes un gran jardín donde plantarlo, entonces ahora conocerás una solución: cultivar cerezos en macetas. Sí, es posible, solo deberás estar atento a estos consejos sobre su cuidado. 

El cerezo es originario de las costas de mar Capio y el mar Negro, los pájaros y la inmigración humana hizo que este frutal comenzara a desarrollarse y adaptarse a otras zonas, llegando a otros lugares de Asia, América y Europa. Existe una gran cantidad de especies dentro de esta familia, aunque comercialmente solo se utiliza un grupo reducido. 

No te quedes con las ganas de cultivar tus propias cerezas. Foto: JardineríaOn

En algunas áreas también es nombrado guindo, mientras que en otras se hace una diferencia entre ambos conceptos. Las principales especies de cerezo cultivadas en el mundo son el cerezo dulce (Prunus avium), el guindo (Prunus cerasus) y el cerezo "Duke".

Cultivar cerezos en maceta

Estos árboles requieren de suelos profundos, por lo tanto, lo más importante a la hora de conseguir un ejemplar para cultivarlo en una maceta es buscar uno que sea enano. Si no se tiene otros frutales cerca, también es recomendable consultar por una especie autopolinizante o que ya haya sido injertada. De esa forma, tendremos más probabilidades de que los frutos sean de mejor calidad. 

La mejor época para realizar tareas de trasplantes son las últimas semanas de otoño, ya que se trata de un árbol que requiere de un importante nivel de frío para su dormición y posterior crecimiento. Sin embargo, las heladas tardías o en primavera puede afectar fácilmente sus brotes jóvenes y sus flores, echando a perder toda la fructificación. 

El recipiente donde lo colocaremos tendrá que ser amplio, con una capacidad no menor a 20 litros. Así sus raíces tendrán lugar para crecer fuertes. El sustrato que prepararemos para alojarlo será a base de tierra que se mezclará con un poco de arena para mejorar el drenaje. Se debe aplicar materia orgánica que introduzca nutrientes y acidifique el pH del suelo.

Estos pequeños frutales definitivamente harán de tu jardín un lugar especial. Foto: Portal frutícola

La maceta debe ser colocada en un lugar soleado y aireado, pero no ventoso. 

El error más frecuente que puede llegar a matar al cerezo por completo es el exceso de agua, se trata de un árbol que no disfruta de los encharcamientos y sus raíces son propensas a la pudrición por este motivo. Procura regarlo solo una vez a la semana o cuando notes que el sustrato está muy seco. 

Con respecto a las plagas y enfermedades, el mayor problema lo tendrás durante el periodo de fructificación. Es que, los pájaros amarán ir a robar tus cerezas. Aléjalos de las frutas colocando espejos, CDs o molinos de vientos. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?