Humedad e instalaciones eléctricas: consejos para prevenir un desastre

Humedad e instalaciones eléctricas: consejos para prevenir un desastre

Los problemas de humedad pueden rápidamente agravarse y llegar a afectar las instalaciones eléctricas de la casa. Sigue estos consejos para buscar una solución a tiempo.

Napsix

Napsix

Además de causar graves problemas estéticos y estructurales, la humedad en el hogar también puede afectar las instalaciones eléctricas y derivar en fallos en las conexiones o cortocircuitos, aumentando así el riesgo de incendios. Estos consejos te ayudarán a prevenir este tipo de situaciones.

Existe dos formas por las cuales el agua puede llegar al cableado. En ocasiones, cuando se hacen modificaciones en las casas incorporando nuevas habitaciones, se anexa al sistema central un nuevo palmo. Asegurarnos que la instalación quede completamente aislada será fundamental para prevenir la humedad.

Evita que la humedad termine afectando las instalaciones eléctricas. Foto: SIE

Si la extensión se hace por el exterior o el techo, los cuidados deberán ser aún más grandes. Es que, una simple lluvia podría provocar que el agua ingrese al circuito y probablemente esto termine en un corte de luz generalizado en tu hogar. También se corre riesgo de que esta impermeabilización deficiente cause filtración que estropeen la pintura y los muros. 

Cuando la humedad ingresó a la cañería es necesario reponerla por una nueva, al igual que el tramo de cableado ya que, si solo se sella la filtración, es probable que comience a crecer moho y el problema se agrave.

Otro motivo que puede provocar inconvenientes es la humedad por capilaridad. Esta surge por características propias del terreno y asciende cuando los cimientos no tiene un sistema de aislamiento adecuado. Así se puede observar rápidamente en los suelos y en la parte baja de las paredes. 

Si no es tratado a tiempo, este tipo de complicaciones puede comenzar propagarse afectando la estructura, cimientos y corroyendo cualquier material. Cuando los caños por donde pasan los cables se oxidan, son más propensos a sufrir los cambios de temperatura y la humedad puede llegar hasta ellos.

La humedad por capilaridad se hace visible en las partes bajas de las paredes. Foto: Instasec

Detectar dónde se origina el problema es fundamental, podremos apelar a que las manchas en las paredes nos den un indicio de las zonas más afectadas. Al igual que en el caso anterior, si quieres una solución a largo plazo es recomendable que sustituyas todo el cableado y la cañería que lo resguarda.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?