Ejercicios ideales para personas con hipotiroidismo

Ejercicios ideales para personas con hipotiroidismo

El hipotiroidismo es un trastorno que se puede regular con medicación, acompañarlo con ejercicios físicos también colaborará a minimizar sus consecuencias.

Napsix

Napsix

El ejercicio físico es, en general, una práctica saludable que contribuye a fortalecer nuestro sistema inmunológico. Pero, además, hay estudios que señalan que sus beneficios en personas que padecen hipotiroidismo son aún más importantes.

La glándula tiroides segrega dos hormonas –tiroxina y triyodotironina- las cuales se encargan de regular el metabolismo, el crecimiento, el ritmo cardiaco y el aspecto de la piel. Estas glándulas pueden sufrir dos tipos de desórdenes: producir en exceso (hipertiroidismo) o producción deficitaria (hipotiroidismo).

Caminar es uno de los ejercicios más recomendados. Foto: iStock

Ambos males son fácilmente regulables con medicación de por vida y, actualmente, se detectan fácilmente a través de un examen de sangre. Sin embargo, quienes lo sufren también deben adoptar hábitos saludables de vida para minimizar aún más el impacto.

Según un estudio publicado en la Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas en 2017, el ejercicio físico tiene un mayor impacto en quienes sufren hipotiroidismo ya que las rutinas aeróbicas o de resistencia disminuyen la producción natural de ambas hormonas. Sin embargo, cuando la gimnasia es intensa se recuperan rápidamente los valores.

Sobre este tema también advierte que uno de los efectos más comunes de este tipo de trastornos es la fragilidad que produce en los huesos, por lo que se aumenta el riesgo a sufrir fractura.

Por esto, la recomendación general es siempre iniciar una actividad bajo recomendación médica y orientarse hacia las actividades de intensidad moderada.

Los ejercicios aeróbicos como caminar, nadar, andar en bicicleta o bailar son los más recomendados. Estos deben realizar durante al menos 30 minutos y repetirse 5 veces por semana.

El baile es un excelente ejercicio aeróbico. Foto: Pinterest

Si se desea, se pueden incorporar rutinas específicas y localizadas de fuerza para tonificar la musculatura. Esto será beneficioso ya que otorga una protección adicional para afrontar la debilidad ósea. Además, colaborará a quemar calorías y regular mejor el peso.

Recuerda realizarte chequeos médicos siempre antes de comenzar a hacer ejercicio físico o rutinas de fuerza. Asimismo, consultar con un profesional que supervise tu rutina y haga seguimiento de la misma.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?