Cómo limpiar una alfombra sin aspiradora

Cómo limpiar una alfombra sin aspiradora

Las alfombras necesitas de una limpieza profunda periódicamente para evitar que proliferen ácaros y otros insectos. Con estos consejos podrán asearlas fácilmente.

Napsix

Napsix

La limpieza de las alfombras es fundamental si queremos tener nuestro hogar libre de ácaros, insectos, arañas y otros microrganismos que pudiesen atentar contra nuestra salud y la de nuestra familia. Obviamente, las aspiradoras son la herramienta más efectiva para afrontar esta tarea, pero no siempre están disponibles y hasta pueden averiarse. Por eso, te damos algunos trucos para resolver este problema.

Tener un espacio de nuestra casa con alfombras es muy reconfortante. Funcionan muy bien para aislar el frio y es acogedor disfrutar de un momento distendido sobre ellas o jugar con nuestros hijos.

Procura cuidar la higiene de las alfombras de tu casa con estos consejos. Foto: iStock

Sin embargo, requieren de un mantenimiento adecuado ya que este tipo de superficies absorben con facilidad manchas, olores y pueden ser el lugar ideal para que proliferen ácaros o microrganismos que afecten nuestra salud.

Si tu aspiradora ha decidido claudicar entonces puedes utilizar otras tácticas para asegurarte de dejar las alfombras impecables.

Para un aseo superficial, siempre que no sea un área muy extensa, los guantes de goma que usas para hacer tareas domésticas te servirán para eliminar los pelos de mascota y las pelusas. Solo es necesario colocártelos y pasarlos por encima. Verás que rápidamente estos quedan pegados a los guantes y no será problema quitarlos.

En cambio, si estás decidido a hacer una limpieza profunda entonces deberías seguir este paso a paso.

Primero es necesario sacar el polvo. Si la alfombra puede quitarse, es mejor hacer este procedimiento en el exterior, simplemente dándole unos suaves golpes para que la suciedad salga. En caso de que esté instalada sobre el suelo, deberás usar un cepillo de cerdas resistentes.

Las alfombras necesitan de un mantenimiento y limpieza periódica ¡No las olvides!Foto: Wikihow

Para eliminar olores desagradables, el bicarbonato de sodio es ideal. Solo debes rociar el polvo sobre toda la zona, dejarlo unos minutos actuar y quitarlo con un cepillo.

Si existen manchas muy resistentes solo debes usar un poco de jabón para la vajilla con agua caliente. Has esta mezcla en un recipiente con rociador, espárcelo sobre el lugar que deseas limpiar, frota con fuerza con un paño o un cepillo y, finalmente, seca muy bien para evitar que la humedad estropee la alfombra.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?